Dice que su hija se arrancó los ojos para "entrar al cielo"