Pistolero siembra el terror en práctica de béisbol de congresistas