Abuelita de “Coco” cobra vida en una humilde señora de Oaxaca