Gobierno y las tabacaleras: ¡Echan humo!

Ver Comentarios ()
|
Correo electrónico
|
Imprimir

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    U.S. Food and Drug Administration

    El gobierno federal se enfrentó en una batalla cuesta arriba el miércoles para convencer a un juez escéptico de que las compañías de tabaco deben de ser obligados a poner fotos gráficas grandes en los paquetes de cigarrillos para demostrar que el hábito de fumar mata a los fumadores y sus bebés. Por su parte, los fabricantes de cigarrillos alegaron en una audiencia ante el Juez Richard Leon que no pueden ser obligados a difundir la campaña en contra del tabaquismo del gobierno a través de lo que llamaron "enormes, escandalosas, horrorosas advertencias" en los productos que venden legalmente. Los abogados de la administración de Obama respondieron que las fotos de los fumadores muertos, que se quieren en todos los paquetes de cigarrillos, son "hechos irrefutables". León falló que es probable que los fabricantes de cigarrillos tengan éxito en su demanda para detener la exigencia de usar las gráficas advertencias, la cual se suponía que entraría en vigor el próximo año. León bloqueó la regla para que no entre en vigor sino hasta después de que la demanda se haya resuelto. En su fallo, Leon encontró que las nueve imágenes gráficas aprobadas en junio por la “Food and Drug Administration” (FDA), van más allá de transmitir los hechos sobre los riesgos de fumar o que más allá de eso entran en la categoría de promoción, lo cual es una diferencia fundamental en un caso sobre la libertad de expresión. León dictaminó también que el tamaño de las etiquetas sugiere que son inconstitucionales ya que el requisito de la FDA es que las etiquetas cubran toda la parte superior de los paquetes de cigarrillos, por adelante y atrás y que incluyan un número de una línea telefónica para dejar de fumar. Las etiquetas deben de constituir el 20 por ciento de la publicidad de cigarrillos, y los comerciantes deben de rotar el uso de las imágenes. Tras la audiencia de una hora que se llevó a cabo el miércoles, el juez no mostró ninguna señal de que estuviera cambiando su posición a favor del gobierno. "Parece que se dirigen a un punto en donde usted tiene que ver un video de 10 minutos antes de que uno pueda comprar un paquete de cigarrillos", dijo. Los fabricantes de cigarrillos que demandaron a la FDA son R.J. Reynolds Tobacco Co. de Winston-Salem, Carolina del Norte, Lorillard Tobacco Co. de Greensboro, Carolina del Norte, Commonwealth Brands Inc. de Bowling Green, Kentucky, Liggett Group de Mebane, Carolina del Norte, y Santa Fe Natural Tobacco Co. de Santa Fe, NM