Smack him: brutal juego causa alarma

"Smack him": agresivo juego causa alarma

"Smack him" es un juego que ha causado una gran alarma social por la agresividad del mismo y del que cualquiera puede ser víctima.

Smack him: brutal juego causa alarma

Las reglas son bien simples: dar una cachetada en la cara a un desconicido con la mano llena de alguna sustancia como harina, espuma de afeitar o pasta de dientes para después subirlo a las redes sociales y pasar un buen rato.

Este nuevo juego es el que causa furor entre los jóvenes y horror entre la sociedad, quienes no le ven ningún sentido más que la peligrosidad y agresividad con que se practica.

El juego se ha vuelto tan popular que en internet corren cientos de videos de ejemplo en los que se ve cómo la gente es golpeada.

Dentro del juego, los propios jóvenes han creado varios niveles, cuánto más preparada sea la cachetada y más violenta, más "likes"consigue el video en las redes y más popular se hace.

Los psiquiatras y médicos advierten que este juego propio de adolescentes es muy peligroso porque puede tener varias consecuencias.

El hecho de pegar una cachetada a alguien sin que lo espere y que además se le de con una sustancia como harina o espuma de afeitar, podría hacer inhalarla y crear problemas respiratorios.

Boletín de Noticias

Suscríbete a nuestros boletines de noticias


blog comments powered by Disqus

Telemundo Local da la bienvenida a una discusión amena y cortés mientras usted siga las Normas de Conducta establecidas en nuestros Términos de Servicio. Los comentarios no son evaluados previo a publicarse. Usted acepta que cualquier cosa que publica puede ser utilizada, junto con su nombre y foto de perfil, en conformidad con nuestra Política de Privacidad y la licencia que usted nos concede conforme a nuestros Términos de Servicio. Los comentarios no son monitoreados por lo que éste no constituye un medio para contactar la estación. Por favor, visite nuestra página de Contacto para obtener el email, dirección o número de teléfono si desea contactar la estación.