PROHIBICIÓN DE LA ARMAS DE ASALTO

Illinois: legisladores buscan prohibir las armas de asalto con el proyecto de ley HB 5855. Te explicamos la iniciativa

La iniciativa prohíbiría las armas de asalto y los cargadores de alta capacidad.

Los legisladores de Illinois buscan prohibir potencialmente la venta y propiedad de armas de asalto en el estado con la "Ley de Protección de las Comunidades de Illinois", también conocida como HB 5855.

En la actualidad, siete estados tienen leyes que prohíben las armas de asalto al menos en cierta medida, incluidos California, Connecticut, Hawái, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Nueva York.

El representante Bob Morgan, testigo del tiroteo masivo en el desfile del 4 de julio en el suburbio de Highland Park a principios de este año, es el principal patrocinador del proyecto de ley.

Ese tiroteo dejó siete muertos y al menos 48 heridos, y avivó el debate sobre la reforma de las armas en todo el país.

El proyecto de ley cubre una amplia variedad de temas, pero sus características notables incluyen un aumento de la edad mínima para comprar o poseer un arma, así como una prohibición total de armas de asalto, cargadores de alta capacidad y otros artículos.

A continuación un desglose de la legislación, que podría someterse a votación en enero.

Prohíbe las armas de asalto y los cargadores de alta capacidad

La legislación haría ilegal fabricar, entregar, vender o comprar cualquier arma de asalto en el estado de Illinois. También haría ilegal poseer tal arma 300 días después de la aprobación final del proyecto de ley.

Aquí puedes encontrar una lista completa de las armas de asalto en el texto del proyecto de ley.

El proyecto de ley también hace que sea ilegal comprar o comprar rifles y cartuchos calibre .50, pero hay lenguaje en la iniciativa que permite conservar estas armas a quienes ya las tienen en la actualidad.

Las personas que ya poseen armas de asalto deben registrarlas con la Policía Estatal de Illinois entre 80 y 300 días después de la aprobación final del proyecto de ley. También se aplicará una tarifa de $25.

Los residentes tampoco pueden comprar o poseer cargadores que puedan contener más de 10 rondas, y el proyecto de ley también prohíbe la venta o compra de "interruptores", que aumentan a velocidad de disparo de un arma.

Esos “interruptores” ya están técnicamente prohibidos por la ley federal.

Aumenta la edad de posesión legal de armas de 18 a 21 años

El proyecto de ley incluye una disposición que eleva la edad mínima para poseer un arma de fuego de 18 a 21 años.

Hay excepciones en el proyecto de ley para el uso o posesión de armas por menores de 21 años. Los miembros en servicio activo de las fuerzas armadas o de la Guardia Nacional de Illinois pueden poseer armas, al igual que empleados del gobierno federal que deben portarlas como parte de sus responsabilidades.

Las personas menores de 21 años que deseen cazar deben hacerlo bajo la supervisión de un adulto, y esa persona debe tener una tarjeta FOID o permiso para portar armas.

Permite a los fiscales buscar la revocación de la propiedad de armas de aquellos que activan las llamadas leyes de "bandera roja"

Si a una persona se le exigiera potencialmente que entregue armas o se le prohibiera comprarla o poseerlas, según los términos de las leyes de "bandera roja" del estado, entonces los fiscales ahora pueden actuar como "amigos de la corte" como parte de esos procesos.

Anteriormente, solo los miembros de la familia o los agentes encargados de hacer cumplir la ley podían utilizar las leyes de "bandera roja" para obligar a la entrega o impedir la venta de armas.

Tal como está redactada actualmente, la ley de "bandera roja" permite a los miembros de la familia o a los agentes del orden público solicitar a los tribunales que retiren temporalmente las armas de fuego de las personas que representan un peligro para ellos mismos o para los demás.

En la actualidad, esas órdenes de restricción pueden durar seis meses, pero el proyecto de ley extendería ese período a 12 meses.

Las leyes de "bandera roja" fueron objeto de un intenso escrutinio después del tiroteo masivo en Highland Park, ya que el presunto gatillero pudo comprar múltiples armas a pesar de haber amenazado con violencia a su familia y de hacerse daño a sí mismo.

El padre del sospechoso firmó un documento que le permitía comprar armas y los agentes de la ley no hicieron nada para revocarlo.

Contáctanos