Derrick Rose se somete a cirugía en Chicago

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    El fantasma de las lesiones no se aparta del base estelar de los Bulls de Chicago, Derrick Rose, que en el primer día de entrenamientos que tuvo el equipo sufrió otra de importancia en el ojo izquierdo al ser golpeado en la cara de forma fortuita por un compañero.

    Rose, que se ha perdido dos temporadas desde que en el 2011 ganó el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, recibió un codazo fortuito, sin que hasta el momento se sepa el compañero que se lo dio, aunque todo apunta al ala-pívot Taj Gibson, y la dureza del golpe le fracturó la zona orbital del ojo izquierdo.

    El base estrella de los Bulls, de 26 años, tuvo que ser trasladado al centro hospitalario Rush University, donde los doctores tras examinarlo confirmaron la lesión y le diagnosticaron la fractura.
    Rose fue examinado por varios especialistas y todos determinaron que el jugador estrella de los Bulls tendrá que ser operado en el mismo centro médico y tras la intervención quirúrgica se tendrá un conocimiento más adecuado del tiempo que va a necesitar para su recuperación.

     Sin embargo, de acuerdo a varias fuentes periodísticas locales, dentro de la organización de los Bulls existe un ligero optimismo de que Rose podría estar recuperado para cuando de comienzo la temporada regular y que será el próximo 27 de octubre en el partido inaugural que tendrán frente a los Cavaliers de Cleveland.

    Ante la frustración y el desconcierto que se generó entre el resto de los jugadores de los Bulls, nadie en principio supo quien podría haber sido el que le dio el golpe fortuito en la acción que se desarrollo dentro de la pintura y bajo la canasta.

    Tampoco pudieron aportar elementos que pudiesen ayudar a conocer que fue lo que realmente sucedió.

    Gibson fue el que de alguna manera admitió que existían posibilidades que el golpe fortuito se lo dio él cuando luchaban por un balón por dijo que se encontraba entre los jugadores que lucharon duro por el balón.

     "Pude haber sido yo", declaró Gibson al periódico local Chicago Tribune. "Nuestro deseo es que esté bien y sabemos que es un gran atleta, con gran poder físico y son cosas que pasan en las acciones de preparación porque todos entramos fuerte en busca de alcanzar la mejor forma física de la nueva temporada".

    Sin embargo, la lesión vuelve a llegar en el peor momento para Rose, que en los últimos años no ha podido demostrar todo el talento que posee por no encontrarse nunca en plenitud de forma física.

    Primero se rompió los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda en la primera ronda de la fase final de la temporada 2011-12. Una lesión que le obligó a perderse toda la temporada 2012-13.
    Tras su vuelta para la del 2013-14 y tras jugar 10 partidos se rompió el menisco derecho en un partido que el equipo disputó en Portland ante los Trail Blazers y que le costó perderse el resto de la temporada.

    Rose también adelantó que dentro de dos años se convertiría en agente libre y escucharía las ofertas que recibiese de otros equipos porque dentro de la NBA habrá mucho dinero y deseaba asegurar el bienestar económico de su familia.

    "Digo lo que pienso y soy sincero, pero ahora lo único que me preocupa es estar en plenitud de forma cuando llegue el inicio de la temporada para ayudar al equipo al máximo".