Boston campeones de la serie mundial

Los Medias Rojas de Boston vencieron por 6-1 a los Cardenales de San Luis en el sexto partido de la Serie Mundial.

Boston campeón.
Boston campeón.
Por EFE 4 de agosto de 2014

El abridor John Lackey lanzó poco más de seis episodios y los Medias Rojas de Boston vencieron por 6-1 a los Cardenales de San Luis en el sexto partido de la Serie Mundial que ganaron por 4-2 al mejor de siete encuentros.


La victoria permitió a los Medias Rojas ganar el tercer título en la última década, pero el primero en 95 años que lo consiguen en partido final disputado en su campo del Fenway Park.


Lackey (1-1) vengó la derrota que había sufrido anteriormente ante el novato de los Cardenales, Michael Wacha, al lanzar una gran pelota durante los seis episodios y un tercio que estuvo en el montículo.

El abridor de los Medias Rojas permitió nueve imparables, una carrera, dio una base por bolas y retiró a cinco bateadores por la vía del ponche que le abrieron el camino de la victoria y a su equipo volver a ser los campeones del "Clásico de Otoño".

Lackey se convirtió en el primer lanzador en ganar una Serie Mundial para dos equipos diferentes.

En el 2002 abrió el séptimo partido con los Angelinos de Los Ángeles, que esa temporada también consiguieron ganar la Serie Mundial.

El bateador designado dominicano David Ortiz tuvo sólo una oportunidad con el bate y no tuvo contacto, pero pisó dos veces la registradora.

La primera ocasión fue en el tercer episodio cuando el guardabosques Shane Victorino, que remolcó cuatro carreras para ser el bate más productivo de los Medias Rojas, pegó doble impulsador de tres anotaciones.

La segunda carrera de "Big Papi", que consiguió su tercer título de campeón de la Serie Mundial con los Medias Rojas, fue en la cuarta entrada, con otro imparable de Victorino, que tuvo de 3-2 y cuatro remolcadas, a pesar de haber regresado al campo de juego después de estar lesionado de la espalda.

El parador en corto Stephen Drew (1) se encargó de mostrar el poder de los Medias Rojas al pegar batazo de cuatro esquinas, sin corredores en los senderos, sobre los servicios de Wacha.

Esta vez la pólvora de los Cardenales estuvo mojada y solamente tuvieron respuesta a través del guardabosques puertorriqueño Carlos Beltrán.

El boricua pegó sencillo por el jardín izquierdo en la séptima entrada para mandar al parador en corto Daniel Descalso a la registradora, con la única carrera de la novena de San Luis, que no pudo forzar a que se llevará a cabo un séptimo y definitivo partido.

Beltrán pegó una vez en cuatro oportunidades y remolcó una carrera, y su compatriota el receptor Yadier Molina también hizo cuatro viajes a la caja de bateo y pegó una vez, pero sin producción.

El derrotado fue Wacha (1-1) que en tres episodios y dos tercios, fue castigado con cinco imparables, un jonrón y seis carreras limpias, dio cuatro bases y retiró a cinco bateadores por la vía del ponche.

Wacha guardó para el partido decisivo de los Cardenales su peor labor desde el montículo y ahí estuvo el factor principal de la derrota del equipo de San Luis.