san valentín en chicago

Este San Valentín podría ser de los más fríos en la historia en Chicago

El pronóstico del Día de San Valentín de este fin de semana puede hacer que no quieras saber más del tiempo invernal de Chicago para siempre.

Telemundo

La prolongada y amarga oleada de frío extremo en área de Chicago no solo continúa este fin de semana, sino que pronostica que el domingo tenga una de las tardes más frías del Día de San Valentín.

El máximo más bajo de San Valentín durante el día de Chicago se estableció el 14 de febrero de 1943, a 8 grados.

La temperatura más alta de este domingo también se pronostica en 8 grados, según el meteorólogo del NBC 5 Storm Team, Paul Deanno. Sin embargo las lecturas de sensación térmica el domingo podrían descender entre -15 y -25 grados.

Aquí hay algunas buenas noticias para poner las cosas en perspectiva: la temperatura más fría jamás registrada el 14 de febrero en Chicago fue de -11 grados en 1905. No nos estamos acercando a ese récord este año.

Deanno dice que el mínimo nocturno de Chicago bajará a -4 grados el domingo por la mañana, por lo que técnicamente no veremos temperaturas más frías en todo el día.

Además, un día de San Valentín frío en Chicago no es raro: las temperaturas bajaron a -2 grados el año pasado.

Aún así, el área de Chicago ha experimentado una racha notable de clima frío en los últimos días, y no muestra signos de desaceleración a medida que continúan las temperaturas peligrosamente frías e incluso más nieve. Los funcionarios de la zona están animando a las personas a permanecer en interiores y a salvo.

Todo este frío es causado por un fenómeno conocido como "calentamiento estratosférico repentino", que está desarrollado sobre el Polo Norte.

Durante el invierno, se forma una masa de aire frío sobre el Polo Norte y el Círculo Polar Ártico debido al hecho de que no hay luz solar en esa zona durante los meses de invierno. Una corriente de aire llamada "corriente en chorro de la noche polar" mantiene ese aire frío en su lugar, lo que equivale a un gran círculo de aire sobre la parte superior del globo.

Cuando ocurre un "calentamiento estratosférico repentino", existe la posibilidad de que esa "corriente en chorro de la noche polar" se interrumpa en gran medida, y eso es lo que está sucediendo en este momento.

Nuestra corriente en chorro polar normal, la imagen icónica del aire que sopla que ve en todos los informes meteorológicos en su noticiero diario, tiene una gran cresta en la parte occidental de América del Norte, causada por la corriente en chorro que golpea una gran masa terrestre.

Esa cresta puede extenderse hasta la costa occidental de Canadá y hacia Alaska, y cuando la "corriente en chorro de la noche polar" es presionada hacia afuera por el calentamiento estratosférico, puede entrar en conflicto con esa otra corriente en chorro, causando un efecto de "bamboleo".

Cuando ocurre ese "bamboleo", puede significar problemas para partes de Canadá y el norte de los Estados Unidos. El aire más cálido en la estratosfera presiona el aire más frío debajo de ella, enviándolo a esparcirse como la pasta de dientes que se exprime de un tubo.

Como resultado, Canadá y el norte de Estados Unidos tienen temperaturas más frías que las que se registran en el Polo Norte.

Contáctanos