White Sox

El dueño de los White Sox dice que ‘prácticamente no hay posibilidad’ de que el tiroteo se haya originado en el estadio

Sus comentarios surgen después de que el Superintendente Interino de la Policía, Fred Waller, dijera durante una conferencia de prensa a principios de esta semana que los investigadores casi habían "descartado" la posibilidad de que los disparos provinieran de fuera del estadio.

Telemundo

El presidente de los Chicago White Sox, Jerry Reinsdorf, reveló este jueves que, aunque una investigación aún no ha determinado cómo resultaron heridas dos mujeres durante un partido en el estadio Guaranteed Rate Field la semana pasada, no se ha descartado la posibilidad de que los disparos provinieran de fuera del estadio.

"Hablé con el Superintendente de la Policía de Chicago anoche. Él me autorizó a decir a todos que, independientemente de lo que haya sido dicho en el pasado por cualquier persona, la policía no ha descartado la posibilidad o la probabilidad de que los disparos provinieran de fuera del estadio", dijo Reinsdorf durante una conferencia de prensa en la que anunció la promoción de Chris Getz a vicepresidente senior y gerente general del equipo.

"No quiero comentar sobre los detalles específicos porque la policía todavía está investigando", añadió. "No han llegado a una conclusión, pero hemos realizado una extensa investigación. Hemos recopilado muchos hechos y, sin entrar en detalles porque no quiero influir en la decisión de la policía, pero la verdad es que, según la información disponible para nosotros, veo prácticamente ninguna posibilidad de que los disparos provinieran del interior del estadio. Es completamente seguro estar en el estadio. No creo que jamás haya pasado un arma de fuego por nuestra seguridad. Creo que finalmente se sabrá. Espero que la policía termine su investigación lo antes posible".

Sus comentarios llegan después de que el Superintendente Interino de la Policía, Fred Waller, dijera durante una conferencia de prensa a principios de esta semana que los investigadores casi habían "descartado" la posibilidad de que los disparos provinieran de fuera del estadio.

"Estamos descartando muchas cosas. La posibilidad de que provinieran de fuera es algo que hemos casi descartado por completo, pero aún estamos investigando todas las posibilidades", dijo Waller. "Todavía está bajo investigación. Algo desde el interior, podría haber sucedido de esa manera, pero estamos explorando todas las posibilidades, investigando cada pista".

El tiroteo, registrado el viernes pasado, dejó herida a una mujer de 42 años y a una de 26 años, una de las cuales es maestra de las Escuelas Públicas de Chicago.

La mujer de 42 años sufrió una herida de bala en la pierna, según la policía, mientras que la otra sufrió una herida superficial en el abdomen.

Local

Las últimas historias de Chicago e Illinois. Entérate de las noticias de hoy.

Caso Marlén Ochoa: atrasan sentencia de Desirée Figueroa

Organizan un evento de servicios móviles del DMV en Niles

El martes, un abogado de la mujer herida en la pierna negó reportes que afirmaban que había llevado un arma de fuego al estadio y se le había disparado accidentalmente mientras estaba en su asiento.

El abogado de la mujer señaló que sus lesiones han sido evaluadas por "expertos en armas de fuego y médicos que confirman que la herida de bala que sufrió nuestra cliente no fue autoinfligida y no fue el resultado de que ella disparara accidentalmente un arma de fuego".

Los abogados de esa mujer dijeron que ella es titular de un abono de temporada de los White Sox. Según una fuente policial, también posee permiso para portar armas.

La mujer no ha sido acusada de ningún delito.

Las autoridades han dicho poco sobre de dónde provinieron los disparos o si alguien llevó un arma de fuego al estadio.

Las dos mujeres estaban en el estadio Guaranteed Rate Field cuando fueron impactadas por tiros. Las autoridades investigan para determinar de donde venían los disparos.

Según NBC 5 Investigates, la policía se ha negado a publicar el reporte  inicial, un documento que normalmente es de divulgación pública. Y, aunque el concierto después del juego con Vanilla Ice se canceló debido a "dificultades técnicas", el partido continuó según lo programado.

Waller indicó que el Departamento de Policía inicialmente solicitó que se detuviera el partido después de que se detectara el tiroteo.

El alcalde Brandon Johnson señaló que se enteró del tiroteo poco después de que ocurriera el viernes, pero se negó a decir si participó en la decisión de permitir que el partido continuara o si, en retrospectiva, fue la decisión correcta.

"Obviamente, esta es una investigación en curso y el Departamento de Policía de Chicago ha hecho un trabajo excepcional reuniendo todas las pruebas y, a medida que más información esté disponible, se va a hacer pública", dijo Johnson.

La policía señaló que la razón por la que el juego continuó fue "porque inicialmente no sabíamos que alguien había resultado herido".

"No teníamos ninguna indicación. Nadie se percató. No hubo destellos de un arma. Nada de eso. Así que no supimos que [la mujer] había sido herida hasta que los paramédicos nos indicaron que había sido herida de bala", dijo Waller el lunes.

"Tuvimos reportes de personas que abrieron fuego en el parque de los Sox, pero eso no se confirmó. Así que permitimos que el partido continuara para no crear pánico", añadió.

Los White Sox indicaron que la policía tiene "autoridad completa" para determinar "si algo se considera un riesgo para la seguridad pública".

"Tras recibir la notificación de este incidente, la policía respondió de inmediato y desplegó recursos adicionales mientras coordinaba con la seguridad de los White Sox para mantener la seguridad de quienes estaban presentes o trabajando en el juego", señaló la policía en un comunicado.

La policía y los funcionarios municipales se han negado a publicar el reporte policial inicial o responder a más preguntas sobre el incidente que dejó a dos personas heridas, argumentando que sigue bajo investigación.

Contáctanos