misa de gallo

Chicago: iglesias se las ingenian para mantener viva la fe esta Navidad

Misas con cupo limitado o virtuales debido a la crisis del coronavirus.

Telemundo

Las iglesias católicas de Chicago y de los suburbios se preparan para realizar las tradicionales misas de Navidad, pero este año de una manera diferente debido a la pandemia del coronavirus.

Pese a la pandemia, las iglesias se las arreglan para mantener viva la fe durante estas navidades y los ajustes incluyen misas virtuales o capacidad limitada en aquellas donde se admiten a los feligreses.

La iglesia San Leonardo de Berwyn por ejemplo, tuvo que incrementar el número de homilías. “Estamos ofreciendo como 8 misas entre el 25 y 25 para que la gente pueda asistir como en nuestro templo solo caben unas 90 personas”, dijo el Padre Bobby Krueger

La Misa de Gallos será en persona, así como la del Dia de Navidad a las 10 de la mañana del viernes.

Pero ya los feligreses ya agotaron el cupo máximo al registrarse por internet, sin embargo, el padre dice que puede seguir la celebración a través de la página de Facebook de la iglesia o de su canal de YouTube.

“Sabemos que este ano va a ser diferente, pero esto no es para siempre, sabemos que en un tiempo muy pronto vamos a tener la posibilidad de estar juntos otra vez”, expresó Krueger.

En suburbios como Chicago Heights la dinámica será similar, la Iglesia San Pablo tendrá misas en persona y las transmitirá de manera virtual. La misa de gallos será a las 7 de la noche mientras que este viernes los horarios serán 10 am,12 y 2 pm.

“Las personas que quieran asistir a la parroquia tienen que registrarse a través de la página de San Pablo, solo así podrán asistir y aceptamos entre 100 a 105 personas para las misas personales”, dijo el Reverendo Misabet García.

Este ano, la tradicional misa de media noche que oficia el Cardenal de Chicago Blase Cupich está grabada y será transmitida por televisión y el canal de YouTube de la arquidiócesis.

El viernes, el arzobispo celebrara en persona la misa de Navidad a las 10 a.m. en la catedral del Santo Nombre en Chicago, pero se necesita que los feligreses se registren por internet pues hay cupo limitado.

El cardenal Cupich reconoció que este ano la Navidad es distinta, pero en una declaración enfatizo que:

“El corazón mismo de nuestra celebración de Navidad no cambia y, de hecho, creo que es más importante que nunca hacer nuestro mejor esfuerzo por marcar estos días alegres lo mejor que podamos al conectarnos unos con otros, como familias, como amigos y como una comunidad de fe”

Lee aquí el mensaje en español del Cardenal Blase Cupich.

Contáctanos