Mensaje de Navidad

Cardenal Cupich envía mensaje en español a Chicago por la Navidad

AFP_1BR1DP

El cardenal de Chicago, Blase Cupich envió un mensaje en español a los feligreses por motivo de la Navidad y debido a la cancelación de misas y tradiciones debido a la pandemia.

El mensaje en español, también será pronunciado en vivo este 24 de diciembre a las 4pm, en la página de You Tube de la arquidiócesis de Chicago.

Amigos en Cristo:

Una bendecida Navidad para todos ustedes. Todos atesoramos recuerdos de celebraciones de Navidad alegres con familiares y amigos. Este año, dominado por la pandemia, requerirá algunos ajustes en nuestros patrones de las festividades de Navidad, quizás haciéndolas más sombrías y restringidas. Y, sin embargo, el corazón mismo de nuestra celebración de Navidad no cambia y, de hecho, creo que es más importante que nunca hacer nuestro mejor esfuerzo por marcar estos días alegres lo mejor que podamos al conectarnos unos con otros, como familias, como amigos y como una comunidad de fe.

El nacimiento de Jesús no es nada menos que la Palabra de Dios hecha carne. En Jesús, Dios se hizo uno con nosotros en todas las cosas menos el pecado, o como Juan el Evangelista lo dijo, Dios ha puesto Su tienda entre nosotros. En Jesús, Dios nos está diciendo que Él comprende completamente la alegría y el dolor de nuestra condición humana desde adentro. La gran bendición de la Navidad es Jesús, Emmanuel, Dios con nosotros; la seguridad bendita de que Dios camina con nosotros en nuestra alegre y desafiante travesía de vida.

En su encíclica reciente, Fratelli tutti, el papa Francisco nos recuerda que todos somos hermanas y hermanos unos de otros, unidos en última instancia en Jesucristo, quien es Hijo de Dios e Hijo de María. Como hermanos y hermanas, abracémonos unos a otros en el misterio de la Palabra hecha carne. Oremos unos por otros. Ciertamente los recordaré y les pido que me recuerden a mí. Y aunque este puede ser un tipo de Navidad diferente, también puede ser una de las más significativas, porque, aunque no podamos reunirnos como lo hacemos normalmente, nada nos separará del amor de Dios que nos une en una familia.

Que Dios los bendiga a ustedes y a sus seres queridos y los mantenga seguros en su amor providencial.

Nuevamente, Feliz Navidad-- Cardenal Blase Cupich, Arzobispo de Chicago

Contáctanos