Tatuajes que salvan vidas

Más allá de la moda, los tatuajes están penetrando el campo de la salud. Fastuosos tatuajes de famosas

Tatuajes que salvan vidas
Crédito: Getty Images
Por AP 24 de agosto de 2014

Los tatuajes han servido durante mucho tiempo como expresiones de la moda, pero un pequeño número de estadounidenses dependen ahora de ellos para un enfoque más práctico y que potencialmente podría salvar sus vidas.


Usan tatuajes para en un momento dado advertir a socorristas sobre importantes problemas o condiciones de salud.
Algunos tatuajes médicos han tomado el lugar de las pulseras que típicamente advierten sobre las alergias que padece una persona, las enfermedades crónicas e incluso los últimos deseos antes de morir.
"Las pulseras son agradables, pero algo tan fuerte como un tatuaje ...esa es una declaración fuerte", dijo el Dr. Ed Friedlander, un patólogo de Kansas City que tiene tatuado en su pecho la leyenda “No CPR”, que tiene el objetivo de enfatizar su decisión de renunciar a las técnicas de resucitación en caso de que su corazón deja de latir.
Sin embrago los tatuajes médicos no parecen tener mucho peso legal. No está claro si un equipo de socorristas, intentando desesperadamente dar tratamiento a un paciente gravemente enfermo podría honrar una solicitud como la del Dr. Friedlander basándose únicamente en el tatuaje.
Pero al menos ofrecen una forma sencilla y permanente para dar rescatistas detalles importantes sobre la salud.
Melissa Boyer, de Nashville, Michigan, usó por años brazaletes que la identificaban como diabética, pero continuamente los perdía o rompía. Hace unos meses, la mujer de 31 años de edad decidió hacerse un tatuaje en el antebrazo izquierdo, que incluye el símbolo médico y la identifica como paciente diabético tipo 1. También aclara sus alergias a la penicilina y la aspirina.
La Asociación Médica Americana, no se refiere específicamente a los tatuajes médicos en sus directrices. Pero el Dr. Saleh Aldasouqi, endocrinólogo de la Universidad de Michigan, confía en que esto puede cambiar.


Aldasouqi, que ha escrito acerca de los tatuajes, los ha visto entre sus pacientes diabéticos y siente que se están volviendo tan populares, que los médicos deberían ayudar a guiar su desarrollo.
"Mi intención ha sido la de llevar este asunto a flote para que las organizaciones médicas puedan tener algo que decir al respecto", dijo. "Cuando se busca en Google, se encuentran cientos de historias y foros, pero no lo que dicen los médicos. Así que siento que dejamos nuestros pacientes a la deriva”.
Sería útil, por ejemplo, si los tatuajes son uniformes o se colocan en la misma zona del cuerpo por lo que se sabría en dónde buscar, dijo.
"Mi perspectiva es que nosotros, como médicos, debemos de participar en esto", agregó.
Aldasouqi no aboga a favor o en contra de los tatuajes, pero dice que los pacientes y los médicos deben discutir la idea de antemano.
Si uno de sus pacientes diabéticos está buscado un tatuaje, Aldasouqi recomendaría el uso de un artista del tatuaje con licencia y un cuidadoso control del nivel de azúcar en la sangre durante el procedimiento.