Hospital intenta detener el Riot Fest

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un hospital en Lawndale ha entablado una demanda en contra de los organizadores del festival de música Riot Fest en un intento por suspenderlo el próximo fin de semana en el Parque Douglas.

    El hospital Saint Anthony, que se encuentra justo frente al Parque Douglas presentó una orden para intentar cancelar el concierto el viernes, ya que según la administración del hospital la demanda es un intento para “salvar vidas” y velar por la salud de los convalecientes. 

    Mientras los organizadores del festival comenzaron a preparar los escenarios el pasado 2 de septiembre, funcionarios del hospital les comunicaron que planificaban demandarlos por $158 mil dólares, dijeron los organizadores del Riot Fest en un comunicado emitido el pasado fin de semana.

    Funcionarios del hospital luego dijeron que los organizadores de Riot Fest intentaron pagarles el dinero en un intento de silenciarlos, pero Saint Anthony rechazó la oferta.

    "Riot Fest hizo una oferta monetaria sustancial para comprar nuestro silencio y nosotros lo rechazamos ya que los organizadores del festival se negaron a discutir y abordar los problemas de seguridad que representa el festival para los pacientes y persona"l, dijo Kathryn Grosso, portavoz del Hospital St. Anthony. "Se trata de la seguridad del paciente."

    Según Riot Fest durante reuniones con residentes y negocios de la zona, el hospital le pidió a los organizadores del festival que tuvieran en cuenta la proximidad de los escenarios con el hospital y que intentaran hacer todo lo posible por mitigar disturbios, pero nunca reveló sus planes para interponer una demanda.

    A petición de los funcionarios del hospital, Riot Fest alega que cambió la ubicación de los escenarios y rutas de entrada.

    Pese a la controversia el festival aún se llevará a cabo del 11 al 13 de septiembre en el Parque Douglas.