“Este es un día emocionante”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El alcalde de Chicago Rahm Emanuel llevó a cabo una ronda victoriosa dando la mano a padres de familia y felicitando a estudiantes por su regreso a clases luego de que cientos de delegados sindicales suspendieran el paro magisterial. "Este es un día emocionante", dijo Emanuel en la escuela Frederic Chopin Elementary. "Es un mejor para los contribuyentes – pagar menos recibir más". El alcalde, quien a principios de esta semana ordenó a su consejero general solicitar una orden judicial para poner fin a la huelga, calificó el contrato tentativo como un "compromiso honesto". Los distritos escolares a través del país tenían sus ojos puestos en Chicago a medida que la primera huelga de maestros de la ciudad, en los últimos 25 años se prolongara durante siete días. Aunque el acuerdo aún necesita la aprobación del sindicato, ambas partes terminaron por ceder en algunos puntos. El contrato incluye un aumento salarial del 7 por ciento que será concedido durante el transcurso de tres años y estipula que el 30 por ciento de las evaluaciones de los maestros estará basado en las calificaciones de los estudiantes. Además, los directores tendrán el poder de contratación y la mitad de los nuevos empleados deberán provenir de entre los profesores despedidos. La presidenta del sindicato, Karen Lewis dijo que la confianza sigue siendo "un gran problema" entre los burócratas y los maestros y dijo que espera que el alcalde lleve a cabo el contrato de buena fe. Quien poco figuró en este proceso, fue el presidente de las Escuelas Públicas de Chicago, Jean-Claude Brizard. A excepción de una sesión de mesa redonda pública, ocurrida después de que surgiera un rumor de que sería despedido, Brizard brilló por su ausencia. Sin embargo Emanuel dijo el miércoles que Brizard sigue en el equipo, "JC tiene toda mi confianza", dijo.