ASESINATO PUESTO DE HOT DOGS

Sin fianza cliente acusado de asesinar a empleado hispano de conocido puesto de hot dogs

Según fiscales, un cliente del Original Maxwell Street mató a tiros a un empleado tras alegar que le faltaron el respeto y amenazar con disparos en el lugar.

Telemundo

CHICAGO- Un cliente de un puesto de perros calientes en West Side afirmó que un empleado le faltó al respeto antes de regresar con un arma y matarlo a tiros, dijeron el jueves en corte los fiscales del condado Cook.

Según los fiscales, Joseph Freeman discutió con el empleado fallecido identificado como, José Adalid Celis González, en el restaurante Original Maxwell Street el viernes pasado y dijo que regresaría con un arma y realizaría disparos en el lugar.   

Joseph Freeman / Policía de Chicago

Después de que Freeman hizo una “seña de pistola” con la mano, un policía fuera de servicio que estaba en la fila del restaurante logró calmar calmó a Freeman, dijeron los fiscales. Un amigo del oficial acompañó a Freeman de regreso a su auto y éste se fue.

Pero Freeman regresó 20 minutos después con un arma, dijeron los fiscales. Un video de vigilancia de alta definición lo captó regresando en el mismo auto, vistiendo la misma ropa y levantándose la camiseta para cubrirse la cara, dijeron los fiscales.

Freeman se acercó a la ventanilla de servicio, metió la mano y disparó tres veces con una pistola, hiriendo a González, dijeron los fiscales.

Se dijo que a eso de las 3:30 a.m. autoridades acudieron al restaurante en la cuadra 3800 West Harrison Street y llevaron a González, de 30 años, al Hospital Mount Sinai, donde murió.

El video de vigilancia muestra a Freeman alejándose por un callejón con las luces apagadas, dijeron los fiscales. La policía usó sus propias cámaras de vigilancia y lectores automáticos de matrículas para identificar el vehículo registrado a nombre de Freeman.

El día después del asesinato, Freeman le envió un mensaje a un amigo de 20 años que es policía estatal de Illinois, dijeron los fiscales. Freeman, de 47 años, supuestamente dijo que tenían que hablar en persona, pero la reunión nunca sucedió.

El oficial estatal fue entrevistado más tarde por la policía de Chicago, quien mostró los videos relacionados con el asesinato. El oficial supuestamente identificó a Freeman en esos videos, dijeron los fiscales.

Freeman, quien reside en Bellwood con su esposa e hijo de 16 años se entregó a la policía el martes, dijo su abogado en la corte.

Entre tanto el jueves, un juez del condado Cook ordenó que Freeman fuera detenido sin derecho a fianza por un cargo de asesinato.

En marzo pasado, dos policías de Chicago recibieron disparos en el mismo restaurante cuando un hombre armado dejó caer accidentalmente su arma frente a ellos, la recogió y comenzó a disparar. Uno de los oficiales recibió un rozón de bala en la cara y otro resultó herido en la pierna, dijo la policía.

Contáctanos