educacion

¿Mis estudios o mi renta?: Más universitarios en Chicago se ven forzados a trabajar para costear su educación

Según un estudio de 2021 de la Universidad de Pensilvania, los estudiantes que tienen empleos y acuden a universidades de cuatro años tienen más probabilidades de obtener calificaciones más bajas en sus cursos que sus compañeros que no trabajan.

Graduation mortar board cap on one hundred dollar bills concept for the cost of a college and university education
GETTY IMAGES

Este artículo fue publicado como parte de una colaboración entre Telemudo Chicago, NBC Chicago y DePaul University para amplificar el trabajo de estudiantes de periodismo.

Ana Israelson, una estudiante de tercer año en DePaul de 19 años, tiene un trabajo a tiempo completo aparte de también asistir a clases para poder pagar el alquiler y la comida. Si tuviera la opción, se centraría exclusivamente en su vida como estudiante.

“Envidio a las personas que no están tan preocupadas por [trabajar],” dijo Israelson. “Siento que mi vida académica sería mucho mejor si no tuviera que trabajar mientras estoy aquí.”

Israelon es una de tantos estudiantes universitarios de primera generación que tienen que trabajar al mismo tiempo que asisten a la universidad. Según el Centro Nacional de Estadísticas de Educación, el 40% de los estudiantes universitarios de tiempo completo trabajan mientras toman clases, lo cual pone en riesgo su desempeño académico. 

Estudiantes como Israelson, dicen que se ven forzados a trabajar para también poder pagar la matrícula universitaria, que ha aumentado considerablemente en las últimas décadas. 

A medida que DePaul ha aumentado los costos de matrícula en los últimos años, los estudiantes están experimentando este problema de primera mano.

Israelson trabaja aproximadamente 30 horas a la semana como repartidora de alimentos y como cajera en una pizzería. Ella dice que equilibrar el trabajo y la escuela puede ser difícil. 

“A veces tengo que priorizar el alquiler sobre la escuela porque no quiero quedarme sin hogar en Chicago,” dijo Israelson. “Tengo que hacer sacrificios, y muchas veces termina afectando mis estudios.”

Según un estudio de 2021 de la Universidad de Pensilvania, los estudiantes que tienen empleos y acuden a universidades de cuatro años tienen más probabilidades de obtener calificaciones más bajas en sus cursos que sus compañeros que no trabajan.

Edie Leonard, de 22 años, una estudiante quien cursa su cuarto año en DePaul, dijo que su experiencia trabajando dentro de la universidad le permite priorizar su vida como estudiante universitaria más que un trabajo fuera del campus.

“Cuando eres un trabajador de DePaul, eres estudiante primero,” dijo Leonard. “En cualquier otro lugar solo eres un trabajador.”

Leonard trabaja como guía turística y recepcionista en el mostrador de admisiones en la institución. Ella dice que trabajar en el campus brinda oportunidades únicas para los estudiantes.

“Es realmente beneficioso en términos de networking porque estás trabajando, pero aún estás conectado con tu universidad,” dijo ella.

Sin embargo, trabajar en el campus tiene limitaciones. 

Los estudiantes que trabajan en el campus en DePaul pueden trabajar un máximo de 25 horas a la semana, lo cual Israelson dice que “entiende hasta cierto punto,” pero reconoce que puede ser difícil para que los estudiantes se mantengan económicamente con un sueldo de tan pocas horas de trabajo. 

“Si estás trabajando en un trabajo de DePaul y estás tratando de llegar a fin de mes, definitivamente necesitas otro trabajo,” dijo Leonard.

Para otros trabajadores, las horas limitadas no son la única dificultad de trabajar en la institución.

Maximos Villaseñor, de 21 años, un estudiante quien cursa su tercer año en DePaul, trabaja como asistente de residentes (RA). Dijo que una desventaja del trabajo es el hecho de que vive donde trabaja.

“Aunque no siempre estás ‘de guardia’, siempre eres un RA,” dijo Villaseñor.

Aunque Villaseñor rara vez tiene un descanso, está contento de poder “desarrollar esas habilidades de liderazgo” que vienen con el puesto mientras vive en el campus de forma gratuita, una ventaja que hace que la universidad sea mucho más asequible.

Pero el puesto tiene sus propias limitaciones financieras. Por ejemplo, el plan de comidas parcial que recibe solo incluye 45 comidas y 300 dólares flexibles por trimestre.

“Si haces el cálculo de cuánto tiempo estamos en el campus, eso no es suficiente para tener una comida al día,” dijo Villaseñor.

Según un estudio de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, los residentes de Chicago gastan más de sus ingresos en vivienda y alimentos que el promedio nacional.

Debido a esto, Villaseñor también trabaja como recepcionista en las residencias para ayudar a pagar sus comidas. Aunque no paga por la vivienda, aún tiene que trabajar en un segundo trabajo porque “el costo de vida en Chicago es simplemente muy caro.” 

Los estudiantes en Chicago enfrentan gastos mucho más altos que otros estudiantes en el país, ya que RentCafe encuentra que el costo de vida en Chicago es un 50 por ciento más alto que el promedio nacional.

Israelson ajusta su horario de acuerdo a sus horas de trabajo y toma más clases virtuales. Aun así, dice que esa elección ha afectado negativamente su vida en DePaul.

“No estoy teniendo la experiencia universitaria de estar en el campus tanto como quisiera,” dijo Israelson. 

Ella y otros estudiantes que trabajan quieren que sus compañeros comprendan que trabajar mientras obtienen un título dificulta obtener lo mejor de la experiencia universitaria. 

“Este título universitario es mucho cuando también te estás enfocando en vivir,” dijo Israelson.

Contáctanos