Milagro: niña se recupera tras ser baleada en La Villita durante Halloween

"Sigue mejorando gracias a Dios", dijo el martes el padre de Giselle Zamago.

CHICAGO- A cinco días de que que la pequeña Giselle Zamago de 7 años, recibió dos disparos mientras pedía dulces el día de Halloween en La Villita, sus padres indican que sigue mejorándose y que se encuentra en condición estable. 

Este martes, Rigoberto Zamago, padre de Giselle, compartió una foto de su hija desde la cama del hospital Stroger y le dijo a nuestro reportero Jorge DeSantiago que su hija “sigue mejorando gracias a Dios.”

Giselle ha pasado parte de sus días coloreando y según su familia esperan pronto tenerla en la casa para abrazarla y cuidarla.  

"Ella está descansando y viendo sus programas de televisión favoritos. Sus padres están inmensamente agradecidos por el amor y el apoyo que han recibido. También piden privacidad mientras Giselle se recupera y por el momento no estarán otorgando entrevistas.", dijeron las autoridades, el lunes por la noche. 

Ese mismo día y horas antes una juez dictaminó que el joven de 15 años sospechoso de haberla baleado deberá permanecer detenido. 

La decisión de la jueza Patricia Mendoza se dio en momentos en que la fiscalía reveló que está revisando documentos médicos relacionados con el ataque a tiros en el sector occidental de Chicago, reportó el diario Chicago Tribune.

Según la fiscalía, el adolescente estaba con un grupo de personas que se acercó a un hombre que creían era miembro de una pandilla, y le dijeron que ellos eran de un grupo rival, tras lo cual el sospechoso supuestamente le disparó a la pequeña en el cuello y al hombre en la mano.

El nombre del sospechoso no se ha revelado debido a que es menor de edad y la próxima apariencia en el tribunal sobre el caso quedó pautada para el 26 de noviembre. 

El menor enfrenta ocho cargos en su contra, incluyendo intento de homicidio y  agresión al descargar un arma de fuego, informó la policía en un comunicado el viernes por la noche. Horas antes, el sospechoso fue detenido e interrogado.

Los investigadores creen que Giselle Zamago de 7 años recibió el disparo durante un ataque relacionado con pandillas. El hombre que se cree era el blanco tiene 30 años y fue baleado en la mano izquierda, dijo Anthony Guglielmi, portavoz de la policía.

La policía cree que el joven armado es integrante de una pandilla. 

Giselle pedía dulces por el Halloween mientras un grupo de hombres perseguía a otro por el vecindario. Alguien en el grupo abrió fuego, señaló la policía.

“Esto es inaceptable”, dijo el sargento policial Rocco Alioto. “Una niña de 7 años que pedía dulces por Halloween resultó baleada porque un grupo de tipos quería dispararle a otro hombre”.

El chico que disparó portaba una máscara similar a la del personaje Jason en las películas “Viernes 13”, dijo Guglielmi, y agregó que los investigadores encontraron una pistola que podría haber sido el arma empleada para hacer los disparos.

Giselle recibió el balazo en la parte baja del cuello y fue trasladada a un hospital en estado crítico, según Larry Langford, portavoz del Departamento de Bomberos. El viernes seguía en el mismo estado, aunque estable, agregó Guglielmi.

El hombre baleado en la mano fue llevado a un hospital en condición estable.

Los investigadores recibieron varias colaboraciones del público en las horas posteriores a los disparos, y la policía recuperó tomas captadas por cámaras de vigilancia que los detectives creen muestran a personas involucradas o a gente que conoce a los que participaron.

La próxima audiencia sobre el caso quedó pautada para el 26 de noviembre.

Contáctanos