COVID-19 ILLINOIS

IL: regiones van rumbo a la fase 3 de reapertura, ¿y Chicago cuándo?

Aunque gran parte de Illinois se está preparando para relajar las restricciones y entrar en la fase tres del plan de reapertura a fines de mes, Chicago tiene su propio plan.

Telemundo

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, ha presentado diferentes pautas para la reapertura de la ciudad. Si bien, aceptó no tener "un cronograma preciso" de cuándo Chicago podría entrar en su fase tres, aseguró "estamos haciendo un progreso definitivo en todas las métricas".

"Estamos absolutamente en camino, estamos progresando", dijo el lunes la comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago, Dra. Allison Arwady.

Arwady dijo que la ciudad podría estar en condiciones para comenzar a relajar algunas restricciones en junio.

"Realmente estamos pensando en junio porque si las cosas continúan como estamos, estaremos en un buen lugar", dijo.

Lightfoot comparó la reapertura de la ciudad con encender lentamente la luz con un atenuador en lugar de encender directamente a toda potencia interruptor.

"Cuando se trata de las métricas de pasar a la fase tres, como la capacidad del hospital, estamos bastante lejos", dijo durante un discurso ante el Club Económico de Chicago la semana pasada.

"Mientras que otros, como la tasa de casos y las tasas de positividad de las pruebas, todavía tienen mucho camino por recorrer. Cuanto más estable sea nuestra salud pública, más estable y sostenida será nuestra reapertura. Ninguno de nosotros quiere vernos retroceder. La reapertura podría conducir a un nuevo cierre si no somos pacientes, inteligentes y diligentes ".

A partir del lunes, se dictan 12 días más de permanencia en el hogar en Illinois, pero las cuatro regiones de salud del estado pueden comenzar a ingresar a la fase tres en tan solo 11 días, si cumplen con las métricas requeridas.

Las cuatro regiones de reapertura - Noreste, Centro Norte, Centro y Sur - se basan en las 11 regiones hospitalarias del estado, que el gobernador Pritzker dijo que han estado "en los libros durante décadas".

Para ingresar a la fase tres, una región "deberá tener una tasa de positividad del 20% o menos y un aumento de no más del 10% en un período de 14 días". La tasa de positividad se determina mediante el uso de un promedio móvil de 7 días para suavizar la volatilidad en las métricas diarias, de acuerdo con IDPH.

La región noreste, que incluye el Condado de Cook y los condados de Collar, marcaron una tasa de positividad del 18.3% el lunes, justo por debajo del umbral del 20% y una caída del 4.9% en las últimas dos semanas.

Al mismo tiempo, la semana pasada, la región no alcanzó los números requeridos para ingresar a la fase tres del plan de reapertura de cinco fases del estado.

Si bien la tasa de positividad es sin duda un factor importante, no es el único requisito para avanzar en el proceso de reapertura.

Además, una región debe ver estabilidad o una disminución en los ingresos hospitalarios por enfermedades similares a COVID en un período de 28 días. Las cuatro regiones han visto un descenso en las hospitalizaciones desde el 1 de mayo, según funcionarios estatales.

También se requiere que las cuatro regiones tengan una capacidad de sobretensión disponible de al menos 14% camas de UCI, camas médicas / quirúrgicas y ventiladores.

A partir del lunes, ese requisito también fue cumplido por las cuatro regiones de atención médica.

Sin embargo, la región noreste se mantuvo al borde de las métricas, con el 17.2% de las camas médico-quirúrgicas disponibles y el 18% de las camas de la UCI no en uso. Sin embargo, el área se mantuvo fuerte con la disponibilidad de ventiladores, reportando 61.8% en mano.

Otras regiones informaron que la disponibilidad de camas médicas / quirúrgicas superaba el 40% y la capacidad de la UCI por encima de al menos el 30%, casi el doble de las métricas necesarias.

Todo sobre el coronavirus: Suscríbete a nuestro boletín especial y recibe todas las noticias del COVID-19 en nuestra área. Pulsa aquí para apuntarte.

Contáctanos