Chicago

Cita incidente en Chicago: exabogado de Trump lo tilda de ‘racista’

Michael Cohen recordó un comentario que hizo Trump mientras conducían por Chicago.

Michael Cohen, exabogado personal del presidente Donald Trump, acusó este miércoles al mandatario de ser "racista", "estafador" y un "fraude", ante un Congreso dividido entre los ataques republicanos al letrado y el ímpetu de los demócratas en incriminar al inquilino de la Casa Blanca.

"Es un racista, es un estafador, es un fraude", aseguró Cohen al inicio de su testimonio en el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara Baja, televisado por todos los canales del país y en el que relató numerosas mentiras y crímenes que supuestamente cometió para proteger a Trump.

"Un día estábamos conduciendo por un barrio marginal de Chicago y comentó que solo la gente negra podría vivir de esa manera. También me dijo que la gente negra nunca le votaría porque son demasiado estúpidos", rememoró Cohen, que el próximo 6 de mayo ingresará en prisión por, según él, "proteger" a Trump.

Local

Las últimas historias de Chicago e Illinois. Entérate de las noticias de hoy.

Chicago: buscan a banda de ladrones armados por más de 20 robos

Historias de la Noche en Chicago

"Una vez me dijo si podía decir el nombre de un país dirigido por una persona negra que no fuera un 'agujero de mierda'", dijo Cohen. 

Cohen, quien en mayo ingresará en prisión para cumplir la condena de tres años que recibió en diciembre por su papel durante la campaña electoral de 2016, testificó este miércoles ante ese comité en la única comparecencia pública de las tres que hará esta semana en el Congreso de EE.UU.

Entre otras cuestiones, Cohen afirmó este miércoles que Trump conocía que uno de sus colaboradores estaba en contacto con WikiLeaks para la publicación de miles de correos del Partido Demócrata, que afectaron a la campaña de su rival en los comicios presidenciales de 2016, Hillary Clinton.

Trump "era un candidato presidencial que sabía que (su colaborador) Roger Stone estaba hablando con (el fundador de WikiLeaks) Julian Assange acerca de una filtración de los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata", apuntó.

Cohen alegó que, días antes de la convención demócrata de 2016, estaba en la oficina de Trump cuando su secretaria anunció que Roger Stone estaba al teléfono. "Trump puso a Stone en altavoz. Stone le dijo a Trump que acababa de hablar con Julian Assange".

En esa conversación, Assange comunicó a Stone que en un par de días filtraría correos que "perjudicarían la campaña de Hillary Clinton", a lo que Trump habría respondido: "¿No sería genial?".

Este hipotético episodio expuesto por Cohen bajo juramento en el Congreso demostraría que Trump tuvo que ver con la filtración masiva de correos electrónicos y documentos, una situación que podría causar problemas al presidente.

Sin embargo, los congresistas republicanos insistieron, por activa y por pasiva, en desacreditar a Cohen, al que calificaron de "testigo falso", al recordar que el abogado ya mintió en su anterior comparecencia en el Congreso, en ese caso en el Senado.

"¡Eres un mentiroso patológico!", le llegó a gritar el republicano Paul Gosar, representante por el distrito 4 de Arizona.

Ante las críticas y los ataques de la bancada republicana a su credibilidad, Cohen quiso mostrarse "comprensivo" y aseguró entender la postura de los legisladores.

"Yo hice lo mismo que están haciendo ustedes ahora durante diez años. Protegí al señor Trump durante diez años. Lo único que puedo hacer es advertir a la gente", argumentó.

Por su parte, los demócratas intentaron sin éxito que Cohen incriminara a Trump con algún hecho desconocido hasta el momento.

"¿Hay algún otro acto ilícito o ilegal del que tenga conocimiento con respecto a Trump que aún no hayamos discutido hoy?", preguntó el demócrata Raja Krishnamoorthi.

"Sí, pero son parte de la investigación que actualmente está siendo examinada por el (Tribunal) del Distrito Sur de Nueva York", contestó Cohen, sin ofrecer más detalles.

Contáctanos