Chicago

Acusado de estafar a la campaña de Vallas con $680,000, afirma que el señalamiento es infundado

Chimaobi Enyia amenazó con demandar por difamación al excandidato a la alcaldía, Paul Vallas.

Paul Vallas ISO interview - 00012611_35639043

Un consultor político que fue demandado la semana pasada por supuestamente defraudar a la campaña de alcalde de Paul Vallas por cientos de miles de dólares amenazó este lunes con presentar una demanda por difamación contra el candidato fallido que alguna vez consideró como un socio cercano.

“Al final, seré reivindicado y las afirmaciones de Vallas se verán por lo que son: infundadas”, dijo Chimaobi Enyia.

Vallas dice que Chimaobi Enyia recaudó $680,000 de la campaña para coordinar los esfuerzos para promover el voto en los vecindarios afroamericanos. Pero en su demanda presentada la semana pasada, Vallas señaló que el trabajo fue "fabricado" y que Enyia no pudo proporcionar ninguna documentación que mostrara lo que había hecho.

Enyia criticó la demanda como "vergonzosa e infundada", y agregó que tiene la intención de "defender enérgicamente mi carácter y mi integridad".

En un mensaje de texto al Chicago Sun-Times, Vallas se negó a comentar más allá de decir: “La demanda habla por sí sola”.

Enyia, el hermano de la fallida candidata a la alcaldía Amara Enyia, supuestamente estaba compitiendo para servir como jefe de gabinete de Vallas si el exjefe de escuelas públicas ganaba la segunda vuelta de las elecciones del 4 de abril. Había descrito a Vallas como un "amigo de confianza" que había pedido "desesperadamente" su ayuda para construir relaciones en la comunidad afroamericana de la ciudad.

“Vallas me pidió mi ayuda, brindé mi ayuda, facturé por mi ayuda, se aprobaron las facturas por mi ayuda y me pagaron por mi ayuda”, dijo Enyia, señalando que el gerente de campaña de Vallas, Brian Towne, y el presidente de finanzas de la campana, Peter Jeon, aprobaron los pagos.

Local

Las últimas historias de Chicago e Illinois. Entérate de las noticias de hoy.

¿Cómo mantener a salvo a nuestras mascotas?

Consejos esenciales para el mantenimiento del aire acondicionado

“Cumplí completamente con mis obligaciones con la campaña”, agregó. “Ahora, después de haber brindado mi ayuda, Vallas quiere recuperar mi compensación. Eso es absolutamente injusto”.

En cuatro pagos entre el 20 de marzo y el 3 de abril, Enyia presuntamente recaudó $680,000 que, según él, fueron por consultoría, colocar carteles de Vallas en barrios afroamericanos y retirar otros que fueron destrozados y vinculaban al candidato con el expresidente Donald Trump.

En un intento por cobrar el efectivo, la demanda afirma que Enyia presionó repetidamente a Jeon para que emitiera cheques, llegando incluso a advertir que los supuestos trabajadores de campaña a los que estaba pagando abandonarían el barco y comenzarían a trabajar para el alcalde electo Brandon Johnson.

Towne no está acusado de ningún delito, pero la demanda señala que repetidamente le ordenó a Jeon que pagara.

El veterano estratega demócrata Tom Bowen indicó que el nivel de gastos de campaña fraudulentos alegados en la demanda de Vallas no tiene precedentes.

Bowen señaló que esto subraya lo desesperado que estaba Vallas por incursionar en la comunidad afroamericana y la poca supervisión que tuvo su campaña sobre la avalancha de contribuciones que llegaron por parte de la comunidad empresarial después de su primer puesto en la primera vuelta.

Paul Vallas se dirige a sus partidarios momentos después de que AP proyectara que Brandon Johnson había sido electo alcalde de Chicago. Vallas agradeció a los simpatizantes por su trabajo en su campaña y dijo que llamó a Johnson y le dijo que “espera plenamente” que sea el próximo alcalde de la ciudad.

Vallas afirma que cuando descubrió los pagos después de perder la segunda vuelta, Enyia “declaró repetidamente que no podía y no proporcionaría ningún documento” y se negó a devolver el dinero, según la demanda.

Enyia supuestamente afirmó que le habían dado un “cheque en blanco” por $700,000 para hacer trabajo de campaña en las comunidades afroamericanas que Vallas terminó perdiendo, incluido un pago de $20,000 por trabajo de consultoría aprobado.

La primera señal de que algo andaba mal se produjo cuando la campaña de Vallas presentó su última divulgación financiera que mostraba que $480,000 de los $500,000 en pagos a la empresa de Enyia, Ikoro LLC, estaban siendo "discutidos". Otro pago impugnado por $200,000 se produjo el 3 de abril después de que finalizó el período de informe, según la demanda.

La demanda acusa a Enyia de fraude, enriquecimiento injusto e incumplimiento de contrato y exige la restitución del dinero, además de la concesión de intereses previos al juicio y la imposición de daños punitivos, entre otras medidas

Pero este lunes, Enyia amenazó con demandar a Vallas por difamación si reitera las acusaciones de la demanda en declaraciones públicas.

“Al final, los votantes tenían razón”, dijo, “Paul Vallas no merecía ser alcalde de Chicago”.

–Información del Chicago Sun-Times

Contáctanos