Familia exige $15 millones por escándalo de “reloj-bomba”

TLMD--ahmed-mohamed-con-su-padre-estudiante-de-irving-texas-GettyImages-493421486

La familia de un niño musulmán de 14 años señalado de hacer una "bomba falsa" y llevarla a su escuela secundaria de Irving, Texas, está exigiendo disculpas públicas y 15 millones de dólares por concepto de indemnización después de que, a su juicio, la ciudad y el distrito escolar violaron los derechos de su hijo y pusieron en marcha una campaña de desprestigio para desacreditarlos.

Laney & Bollinger, la firma de abogados que representa a la familia, envió dos cartas exigiendo 10 millones de dólares a la ciudad de Irving y otros 5 millones al distrito escolar de Irving como compensación por los daños y perjuicios que el adolescente sufrió a manos de los empleados. Si el pago no se hace con un plazo de 60 días, la carta dice, una demanda civil será efectuada.

En correspondencia del abogado, la familia alega que Ahmed Mohamed fue sometido a un interrogatorio por casi 90 minutos (7 agentes en total) donde se le negó su derecho bajo el Código de Justicia Juvenil de Texas para permitirle hablar con sus padres.

"No. Tú estás siendo interrogado, por lo que no puedes hablar con tus padres", dijo la policía a el niño, de acuerdo con la carta.

A lo largo del interrogatorio, que fue grabada por uno de los oficiales, el adolescente "constantemente fue presionado a firmar una declaración escrita de admitir que tenía la intención de llevar una 'bomba falsa' a la escuela" y que si no firmaba se enfrentaría a una expulsión.

El niño fue finalmente trasladado a un centro de detención donde sus abogados dijeron que le tomaron "huellas digitales, lo fotografiaron e interrogaron ilegalmente - de nuevo - sin el consentimiento de sus padres" y sin haberle sido leído sus derechos.

Cuando el padre del adolescente fue notificado de la detención de su hijo, llegó a la estación de policía en cuestión de minutos y presuntamente la policía fue "abiertamente hostil" con su familia a su llegada.

Las cartas también buscan disculpas escritas parte de la alcaldesa de Irving, Beth Van Duyne y el jefe de policía Larry Boyd, a quien los abogados de la familia acusan de lanzar una campaña de desprestigio con el director de Irving MacArthur High School en un intento de defender la forma en la que se manejó la situación.

Ahmed llevó su reloj a la escuela en septiembre y uno de sus profesores confiscó el dispositivo diciendo que era un reloj-bomba falso. Ahmed fue arrestado pero nunca se le levantaron cargos. También fue suspendido de la escuela.

La familia aceptó la oferta de una fundación para pagar la educación de Ahmed en Qatar y se ha mudado desde entonces al país del Golfo Pérsico.

La ciudad de Irving aún no han comentado sobre la demanda mientras que el Distrito Escolar Independiente de Irving acusó recibo de la carta y agregó que "nuestros abogados revisarán la información y responderán como con cualquier asunto legal".

Contáctanos