Asesino en serie la tenía encadenada “como a un perro”