Indignación por reportera que ataca a refugiados

Indignación por reportera que ataca a refugiados

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE/NBC via VOD

    BUDAPEST (Hungría) - La emisora privada húngara N1 ha despedido a una periodista que pateó y puso la zancadilla a refugiados que huían del punto de reunión de Röszke, junto a la frontera con Serbia, informó este miércoles el portal "origo".

    Petra László, reportera de la televisión N1TV, cercana al partido de extrema derecha Jobbik, trató así de parar ayer a un padre que llevaba a su hijo en brazos, cuando un grupo de refugiados huía del punto de reunión después de haber pasado allí la noche en condiciones precarias.

    El canal de televisión por internet N1TV dijo que la trabajadora fue despedida por su "comportamiento inaceptable" en el lugar donde la policía retiene a migrantes nada más entrar en Hungría.

    El editor jefe de N1TV, Szabolcs Kisberk, dijo en un comunicado a última hora del martes que el despido fue inmediato. 

    Indignación por reportera que ataca a refugiados

    Indignación por reportera que ataca a refugiados
    La emisora privada húngara N1 ha despedido a una periodista que pateó y puso la zancadilla a refugiados que huían del punto de reunión de Röszke, junto a la frontera con Serbia, informó hoy el portal "origo". (Publicado miércoles 9 de septiembre de 2015)

    Las autoridades de Hungría interceptaron el martes a 2.770 refugiados que cruzaron ilegalmente la frontera sur con Serbia, con lo que el número de inmigrantes que llegaron al país en lo que va del año alcanza ya los 170.000, informó la policía.

    Mientras, en la estación de trenes de Keleti en Budapest continuaba la rutina de los días anteriores, con cientos de refugiados que intentan acceder a los trenes que van directos a Austria o Alemania, según el portal "index".|

    Aun así, la situación en Keleti parece haberse estabilizado, ya que la gran mayoría de refugiados que acceden a ella, procedente de otros puntos del país, logran seguir su viaje en poco tiempo hacia la frontera austríaca.


    En el punto de reunión de la localidad de Röszke, cerca de la frontera con Serbia, continúa la tensión, ya que muchos refugiados se ven obligados a pasar allí la noche, esperando que sean trasladados a alguno de los centros de registro cercanos.

    Centenares de refugiados intentaron el martes huir del lugar pero fueron capturados pocas horas más tarde por la policía. Los inmigrantes se quejan de las largas esperas y las malas condiciones en el primer centro de acogida.

    Además, tratan de no ser registrados (identificados) por las autoridades en Hungría, para poder presentar sus solicitudes de asilo en Alemania o en otro país del norte de Europa sin correr el riesgo de ser devueltos.

    La mañana de este miércoles siguieron llegando cientos de refugiados que cruzan la frontera siguiendo la vías férreas, donde hay un "agujero" en la valla alambrada, para que los trenes puedan pasar, informó hoy la televisión pública M1.

    Mientras, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció que para aliviar la situación en el punto de reunión de Röszke, la ONU aportará decenas de carpas, para mejorar las condiciones cuando por la noches las temperaturas bajan hasta entre los 10 y 15 grados centígrados.

    La ACNUR instó a Hungría a mejorar las condiciones de recepción para los solicitantes de asilo que llegan al país y hacer que los procesos de registro de los refugiados sean más sencillos.

    • En otros temas de interés: Mujer transgénero es la doble de Kim Kardashian. Detalles aquí  o presiona la foto.