Más recreo para los niños de Chicago

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    Finalmente las Escuelas Públicas de Chicago detallaron sus planes de cómo aprovecharán los 90 minutos que han añadido a la jornada escolar, la cual afectará a cerca de 450,000 estudiantes para este próximo agosto. El plan, que fue presentado a los directores de las instituciones educativas en un informe de 25 páginas, describe las cantidades del tiempo requerido que los profesores deberán dedicar a cada materia, con énfasis en lectura, matemáticas y ciencias. Por ejemplo, de primero a quinto grado, deberán dedicar 120 minutos de lectura y escritura y 80 minutos de matemáticas de tercer a octavo grado.

    El plan también contempla el tiempo de recreo. En las escuelas primarias, los estudiantes recibirán 45 minutos para el recreo y el almuerzo, una gran diferencia comparado a los 20 minutos que reciben actualmente. Eso deja a seis y media horas de clases regulares, en la nueva jornada que tendrá un total de 7.5 horas al día. Los estudiantes de la mayoría de las escuelas públicas actualmente están en clases un total de cinco horas y 45 minutos. “Actualmente Chicago tiene el día de clases más corto entre las ciudades más grandes del país”, dijo Jean-Claude Brizard, director ejecutivo de CPS. “El día más largo pone a las escuelas [de Chicago] a la par con el promedio nacional”. Desde que se presentó la propuesta, 13 escuelas públicas y 37 escuelas charter han implementado el tiempo extra.

    Sin embargo, la propuesta ha enfrentado controversia. El Sindicato de Maestros de Chicago demandó a la Junta Escolar, alegando que forzó a maestros del sindicato a votar a favor del aumento de horas. La presidenta del sindicato, Karen Lewis, ha criticado a la Junta por, supuestamente, precipitarse a cambiar el horario sin la adecuada planificación previa.