Arpaio gana reelección

El controvertido alguacil recibe el 53% de los votos en el condado de Maricopa.

Arpaio gana reelección
7 de agosto de 2014

PHOENIX - El controvertido alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, recibió el martes el apoyo de los votantes en Arizona y resultó reelegido por sexta vez consecutiva, a pesar de las acusaciones de prácticas de perfil racial en su contra.
Arpaio recibió el 53 % de los votos a su favor frente al 42 % de su contrincante, el candidato demócrata Paul Penzone, después de que fueron contabilizados los votos de 385 de los 724 precintos del condado.
El alguacil, de 80 años, venció en una de las contiendas electorales más disputadas desde que fue elegido por primera vez en 1992.
Penzone, un policía retirado del Departamento de Policía de Phoenix, dijo que a pesar del resultado de las elecciones, el "trabajo aún no termina".
"No hay garantías en la vida, por lo que hay que trabajar en lo que uno cree", dijo Penzone a los medios de comunicación tras conocer el resultado electoral.
En las últimas semanas, voluntarios de diferentes grupos y organizaciones en Maricopa protagonizaron una intensa campaña para tratar de evitar la reelección de Arpaio, especialmente a través del registro de nuevos votantes hispanos.
Arpaio es conocido en el ámbito nacional por su mano dura en contra de la inmigración indocumentada y por llevar a cabo constantemente operativos que culminan con el arresto de personas "sin papeles".
El alguacil nunca ha sido derrotado en las urnas desde hace dos décadas.
El departamento de Arpaio, conocido popularmente como el "sheriff más duro del oeste", es la única agencia policial de Arizona que practica redadas en negocios y locales donde detiene a trabajadores indocumentados.
El alguacil es también el único que arresta a indocumentados utilizando una ley estatal que impone sanciones a aquellos que aceptan haber pagado fuertes cantidades monetarias para ser traídos a EE.UU. de manera ilegal.
El controvertido alguacil actualmente es objeto de una demanda interpuesta en su contra por el Departamento de Justicia de EE.UU. por acusaciones de prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos.
También se encuentra a la espera del veredicto de un juicio entablado en su contra por varias organizaciones civiles por las mismas acusaciones.