Variante Omicron

Nueva York confirma cinco casos de la variante Ómicron

Llega el mismo día en que Nueva York reportó más de 11,000 nuevos casos de COVID, el total más alto en un solo día desde fines de enero. Además de reportar nuevos máximos de meses tanto en hospitalizaciones como en muertes por virus.

Telemundo

Carlos Zapata nos brinda los detalles.

Lo que debes saber

  • Nueva York confirmó 5 casos de la variante Ómicron, cuatro de ellos fueron reportados en la Ciudad de Nueva York y uno en Long Island. La gobernadora señaló que el anuncio no debe ser “un motivo de alarma” y que el Estado no va a cambiar los protocolos.
  • Anteriormente, se confirmó que un hombre vacunado de Minnesota, que asistió a una convención de dos días en el Javits Center de la Ciudad de Nueva York el mes pasado, fue el segundo caso de la variante Ómicron en los Estados Unidos. Hasta el momento el país tiene 8 casos confirmados: el primero fue en California, el segundo en Minnesota, el tercero en Colorado y los otros en Nueva York.
  • El anuncio de los casos en Nueva York llega el mismo día en que el estado reportó más de 11,000 nuevos casos de COVID-19, el total más alto en un solo día desde fines de enero. Además de reportar nuevos máximos de meses tanto en hospitalizaciones como en muertes por virus.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, y el alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, confirmaron el jueves durante una conferencia de prensa cinco casos de la variante Ómicron del COVID-19.

El primer caso fue reportado en el condado de Suffolk, una mujer de 67 años con historial de vacunación que viajó desde Sudáfrica a Nueva York, el segundo caso y el tercer caso fueron reportados en Queens y se desconoce el estado de vacunación de las personas, el cuarto caso en Brooklyn, se desconoce el estado de vacunación, y el quinto caso es un viajero reportado en uno de los condados de la Ciudad de Nueva York.

Si bien los temores sobre la variante Ómicron aumentan en todo el mundo, nadie sabe todavía si está relacionado con una enfermedad más grave o la muerte, o si la variante es más propensa a reinfeccionarse porque los datos científicos de EE. UU. aún no están disponibles.

La gobernadora señaló que el anuncio no debe ser “un motivo de alarma” y que el Estado no va a cambiar los protocolos. La demócrata insiste en realizarse pruebas y vacunarse. "Sabíamos que esta variante vendría y tenemos las herramientas para detener la propagación", agregó.

Para obtener más información sobre los últimos casos de Ómicron en Nueva York, haga clic aquí.

Por su parte, el alcalde Bill de Blasio aclaró que el equipo de pruebas y rastreo están trabajando con cada una de las personas que dieron positivo a la variante Ómicron para asegurarse quiénes deben entrar en cuarentena.

Estados Unidos ha confirmado hasta el momento 8 casos, incluidos los 5 de Nueva York. El segundo caso de la variante de Ómicron confirmado en el país se reportó el jueves en la mañana y fue un residente de Minnesota que viajó recientemente a la Ciudad de Nueva York para una convención de dos días en el Centro Javits en Manhattan, dijo el Departamento de Salud Pública del estado.

La noticia se produjo cuandoNueva York informó 11,300 nuevos casos positivos de COVID-19, el número más alto desde fines de enero. Esto junto con nuevos máximos de meses de muertes diarias y hospitalizaciones en todo el estado.

El individuo afectado de Minnesota es un hombre adulto que vive en el condado de Hennepin y está vacunado, dijeron las autoridades. Asistió a la convención Anime NYC 2021 en el Javits Center del 19 al 21 de noviembre.

No está claro qué más pudo haber hecho en la Ciudad de Nueva York durante su visita, pero desarrolló síntomas leves el 22 de noviembre y se le hizo una prueba de COVID-19 dos días después, dijeron las autoridades. Desde entonces, sus síntomas se han resuelto.

No está claro si alguno de los otros cinco casos de Nueva York ha tenido contacto con el hombre de Minnesota.

Carlos Zapata nos brinda los detalles.

La gobernadora Kathy Hochul y otros funcionarios, así como líderes de salud pública, habían dicho que solo sería cuestión de tiempo antes de que se detectara Ómicron localmente, y horas después se unió al alcalde para reportar los cinco casos.

El estado de Nueva York secuencia solo alrededor del 3.5% de las muestras COVID positivas para el aislamiento de variantes, similar a otros estados, pero significa que variantes como Ómicron pueden circular ampliamente sin ser detectadas durante algún tiempo.

En cuanto al caso relacionado a Javits Anime, Hochul dijo que los organizadores tienen una lista completa de los que asistieron al evento de dos días y espera que el rastreo de contactos avance mucho más rápido de lo que lo haría hace un año o incluso seis meses.

De Blasio también emitió un comunicado y señaló que la convención Anime NYC requería el uso de mascarillas y cumplía con el requisito Key2NYC de la ciudad de exigir la vacunación.

El Centro Javits luego confirmó ese punto y señaló en un comunicado: "Todos los visitantes del Centro Javits deben mostrar un comprobante de vacunación y usar mascarillas mientras estén en el interior, y estamos trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios gubernamentales y de la industria para obtener más información sobre este caso".

Mientras tanto, el alcalde dijo que los neoyorquinos deben asumir que la propagación comunitaria de Ómicron ya está en marcha e instó a todos los que asistieron a la conferencia a hacerse la prueba de inmediato y tomar precauciones adicionales, especialmente si presentan síntomas.

Su comisionado de Salud, el Dr. Dave Chokshi, quien luchó contra el COVID-19 a principios de este año, trató de aclarar el punto en Twitter.

A medida que el Estado y la ciudad logran una respuesta coordinada, Hochul notó que no habría una reacción instintiva a las noticias del jueves o cuando se detecte oficialmente Ómicron en Nueva York.

"No causaré pánico a la gente de este estado que ya ha pasado por tanto. No soy un alarmista. No estoy considerando cerrar las escuelas o la economía en este momento", dijo Hochul cuando se le hizo la pregunta.

"Eso sería una reacción exagerada. Imagínense dónde estaríamos si no tuviéramos la vacuna. Entonces estaríamos en una situación de crisis", agregó. "No veo un retorno a eso mientras la vacuna y los refuerzos sigan funcionando".

Los funcionarios de Salud en Nueva Jersey instan a cualquier residente de este estado que asistió a la Convención Anime NYC 2021 en el Javits Center en la Ciudad de Nueva York del 19 al 21 de noviembre a hacerse una prueba de COVID-19 lo antes posible, monitorear los síntomas y buscar ayuda médica si están enfermos.

"Nuestra expectativa es que tengamos personas en Nueva Jersey que asistieron a la convención y podrían estar potencialmente en riesgo", dijo la comisionada de Salud Judith Persichilli. "Insto a todos los que asistieron a hacerse la prueba lo antes posible a detener la posible propagación de esta variante y protegerse a sí mismos, a sus familias y comunidades".

Las personas que asistieron a la convención deben monitorear durante 14 días después del último día de su asistencia al evento. Para obtener información sobre las pruebas y las ubicaciones, visite covid19.nj.gov/testing.

El desarrollo del jueves en Minnesota se produjo minutos antes de que Hochul presentara oficialmente a la nueva comisionada de Salud de Nueva York, una mujer elogiada por su calma al manejar el susto por el ébola en la ciudad en 2014 y que, según la gobernadora, está especialmente equipada para manejar los desafíos actuales del COVID-19.

https://www.facebook.com/govkathyhochul/videos/579077366728787

La variante de Ómicron ahora se ha confirmado en California, Minnesota, Colorado y Nueva York. Con las hospitalizaciones y muertes aumentando notablemente entre los no vacunados, la toma de las riendas por parte de la Dra. Mary T. Bassett llega en otra coyuntura crítica en la guerra contra el COVID de muchos años en Nueva York.

Hochul anunció inicialmente el nombramiento de Bassett para reemplazar al asediado Dr. Howard Zucker a fines de septiembre, pero su fecha oficial de inicio fue el miércoles, el mismo día en que los CDC anunciaron el primer caso de variante de Ómicron de EEUU en California.

En sus primeras palabras a los neoyorquinos como su principal funcionaria de Salud estatal, Bassett dijo que estaba en estrecha colaboración con los CDC y otras agencias de salud y continuaba monitoreando la situación. Señaló que Ómicron parece ser una variante más contagiosa, pero enfatizó en este punto, "nadie sabe con certeza" en cuanto a si hace que las personas que se infectan con él se enfermen o sean más propensas a la reinfección.

"Las noticias que llegan siguen sugiriendo que no es más letal que otras variantes que hemos visto, pero todos estamos esperando saber más", dijo Bassett.

Agregó que el Wadsworth Center de Nueva York, uno de los principales laboratorios de secuenciación del país, está aumentando la proporción de casos positivos que evalúa para posibles variantes, pero no explicó lo que eso significa en términos de porcentaje de casos verificados.

"El hecho de que no lo hayamos detectado significa que todavía podría ser muy raro aquí", dijo Bassett. "Que tengamos una exposición significa que es muy probable que se detecte en los próximos días".

Se debe a la aparición de la nueva variante Ómicron.

Aún se desconoce mucho sobre la variante recientemente identificada, que surgió por primera vez en Sudáfrica y desde entonces se ha extendido a dos docenas de países. La Organización Mundial de la Salud la ha calificado como una variante de preocupación, aunque los funcionarios estadounidenses dicen que se necesita más investigación para determinar si presenta un mayor riesgo de reinfección o enfermedad grave o es potencialmente más evasivo cuando se trata de vacunas.

Aquí los detalles.

En este punto, la teoría de trabajo es que Ómicron es al menos más transmisible que las cepas anteriores. Su aparición, y las amenazas potenciales en gran parte desconocidas para EE.UU., se produce en un momento en que Nueva York está viendo aumentar notablemente sus métricas centrales de COVID.

Nueva York reportó máximos de meses en el número de nuevas muertes diarias, hospitalizaciones totales y casos diarios esta semana y ambos números aumentaron nuevamente el jueves. Las hospitalizaciones por virus ascendían a 3,093 hasta el jueves, un aumento de 71 pacientes después de superar las 3,000 por primera vez desde abril un día antes, dijo Hochul.

Eso es un aumento del 62% en el último mes. Todavía está muy lejos de la marca más alta de casi 19,000 el 12 de abril de 2020, y de la marca más alta de la segunda ola de 9,273 en enero. Pero Hochul dice que la métrica, combinada con el aumento de las muertes diarias (49 el jueves, otro máximo de meses) es motivo de preocupación, especialmente para el casi 20% de los adultos de Nueva York que aún no están completamente vacunados.

Los hospitales de Nueva York ya están informando aumentos en las hospitalizaciones por COVID-19, particularmente en comunidades rurales y con tasas de vacunación más bajas. De las 45 muertes relacionadas con COVID informadas el miércoles, 10 de ellas se produjeron en el condado de Erie, menos poblado, en comparación con al menos siete en la ciudad de Nueva York.

El alcalde Bill de Blasio se ha hecho eco de la preocupación de Hochul por las cifras de COVID-19 en las últimas semanas, aunque las tasas virales centrales en la ciudad, donde la tasa de vacunación total entre adultos es de hasta 82%, siguen siendo en gran medida estables.

De Blasio continúa impulsando la vacunación como la estrategia central en la lucha contra el COVID, aunque dice que se reserva el derecho de luchar contra Ómicron por cualquier medio necesario, incluida la reinstitución de un mandato de máscara interior para todas las personas, independientemente del estado de vacunación, si los datos lo respaldan. Hasta ahora, esos datos no están ahí, dijo.

En este momento, un dato que los funcionarios de Nueva York están vigilando de cerca es la capacidad de las camas de los hospitales. Seis hospitales del área de la Ciudad de Nueva York están por debajo del umbral del 10% de capacidad de camas el miércoles, lo que significa que están llenos en más del 90%. Dos de estos hospitales son Queens, tres están ubicados en Long Island y otro está en el condado de Westchester.

El umbral del 90% existe para permitir que el Departamento de Salud del estado cierre las cirugías electivas para liberar la capacidad de camas si es necesario. Los funcionarios del hospital dicen que la tasa de capacidad reciente puede no estar relacionada con COVID en absoluto y podría ser estacional.

"Todos los hospitales tienen altibajos en su censo y tengo que trasladar tanto al personal como a los pacientes. Es una actividad diaria", dijo el Dr. Mitchell Katz, jefe de Salud + Hospitales de la ciudad.

Algunos funcionarios estadounidenses atribuyen gran parte del último pico de COVID-19, que también está ocurriendo a nivel nacional, a la variante delta, cuya evidencia muestra que causa una enfermedad más grave, es más transmisible y está relacionada con un mayor riesgo de reinfección.

Aproximadamente 56,000 estadounidenses están hospitalizados con COVID, según un promedio de siete días de datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos hasta el miércoles, un 8% más que la semana anterior y un 20% desde el punto más bajo más reciente del país el 10 de noviembre. Presidente Joe Se espera que Biden revele su plan de batalla de invierno, uno que incluirá pruebas gratuitas en casa y reglas de viaje más estrictas, más tarde el jueves.