Peña Nieto garantiza agua para próximos 50 años

El presidente establece reservas que aseguran el suministro de agua para millones de personas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Peña Nieto garantiza agua para próximos 50 años
    EFE
    El presidente Peña Nieto firmó varios decretos que establecen reservas de agua para preservar un suministro suficiente, ya que protegen volúmenes definidos en casi la mitad de las 756 cuencas hidrográficas de México.

    El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, firmó decretos que protegen de la sobreexplotación a diez cuencas hídricas para garantizar la disponibilidad de agua para la población y la naturaleza los próximos 50 años.

    Durante su última celebración del Día Mundial del Medioambiente como mandatario, Peña Nieto firmó diez decretos que garantizan la protección del 55% del volumen de agua superficial y logran que el volumen total de reserva hídrica para uso ambiental se sitúe en un 47.5%.

    Con esta cifra, México supera en un 12% las recomendaciones internacionales, que fijan el volumen total de reserva hídrica para uso ambiental en un 35.8%.

    "Hemos logrado superar la meta que está inscrita en el Plan Nacional de Desarrollo, donde hoy hemos logrado una cobertura nacional de agua potable superior al 94% y de tratamiento de aguas residuales del 63%", agregó Peña Nieto.

    Los decretos protegen de la sobreexplotación las cuencas de los ríos Grijalva-Usumacinta, Papaloapan, Pánuco, Costa Chica y Costa Grande de Guerrero, San Fernando Soto La Marina, Santiago, Actopan-Antigua, Costa de Jalisco y Ameca.

    Durante el mensaje a medios, el director del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), Carter Roberts, elogió la decisión ambiental llevada a cabo por el gobierno mexicano.

    "México está dando un ejemplo de sabiduría, con este enfoque también se está asegurando agua para las actividades económicas, como el río Pánuco, donde el 65% de agua disponible se reserva a la agricultura", manifestó.

    A su juicio, las medidas en torno a la protección de este líquido vital se deben tomar a tiempo, ya que, si no, se corre el riesgo de no poder abordar la crisis del agua con efectividad.

    "La escasez de agua es un problema mundial, con frecuencia los países abordan los problemas de agua demasiado tarde, la solución a menudo es reactiva y a corto plazo, para cuando los países toman medidas, sus ecosistemas ya están en serios problemas", aseguró.

    Tras la firma de los decretos, Peña Nieto promulgó la Ley General de Desarrollo Forestal Sostenible, que pretende hermanar dos objetivos que no siempre van de la mano: la protección de las áreas forestales y el incremento de la producción de alimentos.

    Gracias a esta ley, "se establece el marco legal para hacer compatible el desarrollo agropecuario con nuestros bosques y selvas", dijo Peña Nieto.