Obesidad: mexicanos ponen excusas para no adelgazar

El país tiene el segundo lugar en obesidad y hay 12 millones con diabetes.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Logra tu meta de estudiar en la universidad
    EFE
    "Este estudio muestra los beneficios que puede tener la cirugía bariátrica en pacientes con obesidad y diabetes, pero desafortunadamente sigue siendo muy poco usada como tratamiento para ambas enfermedades", señaló Sammar Mattarm, director médico del Servicio de Pérdida de Peso en Seattle.

    En una nación donde 7 de cada 10 personas viven con exceso de peso, la mayoría de su población no hace ejercicio. 

    "Tenemos que en este país prácticamente 4 de cada 10 adultos realizan actividad física", dice Octavio Heredia, director de la Encuestas Sociodemográficas del Inegi (Instituto Nacional de Estadística).

    El resto, asegura, tiene muchos pretextos para no trabajar su cuerpo ni su condición física. 

    "Ahora por los tiempos no puedo".

    David Toledo se refiere a la reina de todas las justificaciones. Como muchos, él pasa más de 9 horas en la oficina y los pocos minutos que le quedan en el día prefiere dedicarlos a otra cosa.

    "Creo q que nos ponemos muchas excusas para no hacerlo", admite Toledo.

    Janet comenta que el cansancio es más grande que sus ganas, porque ser trabajadora, madre y esposa es suficiente para quedarse sin energía.

    "Me levanto a las 5 a.m. a atender a mi hija que va a la secundaria. Ya inició a arreglarme, a apurarme, entrar al auto y al tráfico del diario", detalla.

    Según la encuesta que revela los motivos por los cuales los mexicanos no hacen ejercicio,  además del tiempo y el cansancio, está la pereza, los problemas de salud, la falta de dinero y hasta la inseguridad que no les permite salir a lugares públicos a ejercitarse.

    Con 78 años, Blanca Ortega trabaja todo el día en una cocina y después cubre el segundo turno atendiendo a sus hijos y nietos, pero dice que no debería haber pretexto para algo que es bueno para la salud.

    "Porque no hay tiempo, porque no tiene ganas, porque somos muy dejadas", reconoce Ortega.

    Y así entre diversas excusas, el 58% de los mexicanos lleva una vida sedentaria, aun sabiendo que de esta forma van corriendo hacia muchas enfermedades en incluso tras la muerte.