Madre se declara culpable de asesinar a su hijito de 5 años

Joann Cunningham había dado a luz a otro bebé en mayo pasado.

La madre de Crystal Lake acusada de matar a su hijo "AJ" Freund de 5 años, se declaró culpable de un cargo de asesinato en primer grado este jueves. 

Reportes del diario Chicago Sun Times indican que tras aceptar su culpabilidad, Joann Cunningham de 36 años, podría enfrentar una pena de cárcel de entre 20 a 60 años. La lectura de su sentencia será a conocer el próximo 30 de enero. 

De la mujer se supo que el pasado 31 de mayo, dio a luz a una bebita en la cárcel, y que por el momento, el bebé permanece bajo custodia protectora, según los reportes.

El 10 de mayo, Andrew Freund de 60 años y Joann Cunningham de 36, acusados de asesinar a su propio hijo regresaron a la corte en donde ambos de declararon no culpables de los cargos de asesinato, abuso y encubrimiento y solicitaron un juicio por jurados. 

Durante la audiencia los abogados de Freund padre incluso le pidieron a las autoridades que se le realice a su cliente una evaluación psicológica. 

Ambos permanecen detenidos en la cárcel del Condado Mchenry desde el 24 de abril por el homicidio de Andrew "AJ" Freund.

Documentos de corte revelaron que una imagen de Andrew Freund Jr. lastimado habría sido el detonante para que el padre del pequeño llevara a los investigadores hasta el cadáver del niño, luego de que dijera que el pequeño había desaparecido de su cama en Crystal Lake.

Los archivos bajo posesión de la corte incluso muestran un video, con fecha del 4 marzo, que muestra a AJ en un colchón, desnudos y lleno de rasguños y banditas, según el testimonio del detective Edwin Maldonado.

Freund le dijo a los investigadores cuál había sido su rol en la muerte del niño tras ver ese video, que había sido borrado del teléfono de la madre. Según Maldonado, una voz femenina atribuible a la madre fue registrada en la grabación reprimiendo al pequeño AJ por haberse orinado en su cama. 

Fue el mismo hombre quien habría llevado a las autoridades hasta el cadáver, que estaba en una bolsa y enterrado. 

Además, ya se había conocido que supuestamente lo habían sometido a mantenerse bajo un chorro helado de agua, en un supuesto intento de reducir los azotes físicos. 

Freund también dijo que puso al niño en su cama desnudo y con frío y que luego la madre lo halló inconsciente. El padre añadió que lo puso en un contenedor plástico y almacenó su cuerpo en el sótano de la casa antes de enterrarlo, a pesar de que la autopsia mostró que había tenido múltiples traumatismos en la cabeza que le causaron la muerte. 

La pesquisa también mostró que habían buscado el término "resucitación cardiopulmonar para niños" en el teléfono de Freund y que habían hecho una foto de pantalla a un carrito de compras digitales que incluía cinta adhesiva, guantes, ambientador y cloro. 

Contáctanos