SEGURIDAD EN ESCUELAS

Joliet refuerza seguridad en escuelas tras masacre en Texas

Se espera mayor presencia de policías y oficiales en todas las escuelas en lo que resta de año académico.

Telemundo

ILLINOIS- Todas las escuelas de Joliet tendrán una mayor presencia de policías en lo que resta del año académico como medida de precaución debido al tiroteo masivo en una escuela en Texas que cobró la vida de 19 niños y dos maestros.

Según el Departamento de Policía de Joliet, "habrá un marcado despliegue de oficiales en todas las escuelas durante el resto del año escolar".

“El Departamento de Policía de Joliet está monitoreando muy de cerca los eventos nacionales relacionados con la violencia escolar trágica e innecesaria”, dijo el departamento. "La seguridad de los estudiantes y el personal en las escuelas de nuestra área es primordial".

En otras partes del área de Chicago, las escuelas anunciaron que están ofreciendo servicios de apoyo para el personal y los estudiantes.

"La seguridad de nuestra comunidad escolar sigue siendo nuestra máxima prioridad", escribió el Distrito 62 en Des Plaines en un comunicado.

"Entendemos que nuestros estudiantes y el personal pueden necesitar apoyo adicional durante este tiempo. Queremos reforzar que tenemos servicios de apoyo disponibles y sistemas para identificar a aquellos que pueden estar luchando con este horrible evento. Comuníquese con el trabajador social de su escuela o edificio director si usted o alguien que conoce necesita apoyo".

Entre tanto las autoridades de Texas siguen investigando los detalles y el posible motivo detrás de la masacre en la escuela primaria Robb que dejó al menos 19 niños y 2 maestros sin vida durante uno de los últimos días de clase del año escolar.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo este miércoles que hay 17 personas heridas por el tiroteo escolar, pero sus lesiones no son graves, y afirmó que la matanza no fue peor debido a la "rápida actuación" de los oficiales de diferentes cuerpos policiales.

Abbott afirmó que el sospechoso no tenía historial criminal ni de problemas de salud mental. "No hubo una advertencia significativa de este crimen", comentó el gobernador en una conferencia de prensa la tarde del miércoles.

Agregó que la única señal de posible advertencia fue una publicación hecha por el mismo atacante unos 30 minutos antes de la masacre, en la que decía que iba a disparar a su abuela y unos 15 minutos después, escribió que iba a atacar a una escuela primaria.

El teniente del Departamento de Seguridad Pública, Chris Olivarez, informó el miércoles temprano que todas las víctimas fueron removidas de la escuela y todas las familias fueron notificadas.

"Estamos siguiendo procesando el lugar del crimen para buscar cualquier evidencia, cualquier pista que pueda ayudarnos a saber exactamente lo que sucedió o lo que desencadenó este evento", agregó.

El teniente Olivarez dijo que están buscando qué provocó que el sospechoso, identificado como Salvador Ramos, de 18 años, "completara este acto atroz, acto malvado".

La Escuela Primaria Robb tiene una matrícula de poco menos de 600 estudiantes de segundo, tercero y cuarto grado.

Contáctanos