Will county

En Joliet: identifican a los dos fallecidos en fiesta de Halloween que terminó a tiros

Dos hombres abrieron fuego contra la multitud desde un porche elevado, dijeron las autoridades, desatando el caos y haciendo que los asistentes a la fiesta corrieran a cubrirse.

Telemundo

Lo que se suponía sería un momento de diversión se convirtió en una noche aterradora para las más de 200 personas que asistieron a una fiesta de Halloween en el municipio de Joliet el domingo por la mañana temprano.

Dos personas murieron a tiros y más de una docena resultaron heridas cuando estalló una balacera aproximadamente a las 12:30 a.m. en el patio trasero de una residencia cerca de la intersección de Jackson Street y Walnut Street, según la Oficina del Alguacil del condado Will. Las víctimas mortales fueron identificadas como Holly Matthews y Jonathan Ceballos, de 22 años ambos.

De acuerdo con la autopsia, Matthews y Ceballos murieron tras sufrir una herida de bala, cada uno.

Dos hombres abrieron fuego contra la multitud desde un porche elevado, dijeron las autoridades, desatando el caos y haciendo que los asistentes a la fiesta corrieran a cubrirse.

Una fiesta de Halloween en Joliet, a la que acudió al menos 100 personas, terminó en un tiroteo sangriento que acabó con la vida de dos personas y dejó al menos una decena de heridos.

"TODOS SE FUERON AL PISO"

“Todos la estaban pasando bien, estábamos allá atrás bailando, y de repente un grupo de personas empezó a disparar y todos se fueron al piso”, dijo Adolfo Sandoval, quien asistió a la fiesta.

"Cuando empezaron a disparar, sentí el rebote de las balas y al sentirlas empujé a mi novia hacia un lado y me caí con ella", relató. "A medida que me recuperaba, la gente empezó a pisarme y a atropellarme”, añadió.

Un sargento de la Oficina del alguacil estaba cerca en ese momento y escuchó aproximadamente entre 10 y 12 disparos. Al acudir al sitio vio a más de 100 personas que huían de la escena, corriendo hacia el este en Jackson Street, según la oficina del alguacil.

Los agentes que llegaron al sitio localizaron a numerosas víctimas y comenzaron a realizar medidas para salvar vidas y paliar sus heridas. Mientras esto ocurría, se escucharon más disparos.

Horas después de la aterradora situación, Sandoval dijo sentirse bendecido al saber que el resultado fue mucho peor para muchos otros.

"Me siento mal por la gente inocente allí. No tenía por qué ser así”, señaló.

Las autoridades dicen que están buscando al menos dos atacantes. Uno de los hombres es descrito como un hombre hispano con vello facial que vestía una sudadera con capucha roja, un gorro negro y pantalones oscuros. El segundo tirador fue descrito como un "hombre negro o hispano de piel clara y de tamaño medio", y vestía una sudadera con capucha amarilla y un pasamontañas.

Cualquier persona que tenga información, fotos o videos de teléfonos celulares o información potencial sobre los sospechosos debe llamar a la Oficina del Alguacil del Condado Will. Los funcionarios del condado Will también han establecido una línea de información anónima en su sitio web y las personas que deseen permanecer en el anonimato también pueden llamar a Crime Stoppers del condado de Will al 800-323-6734.

Contáctanos