Adam Toledo y Anthony Alvarez

Policías de Chicago no enfrentarán cargos por la muerte a tiros de Adam Toledo y Anthony Álvarez

La Fiscal Estatal del Condado Cook, Kim Foxx dijo que su investigación no encontró evidencia de que los policías actuaron con intención criminal al dispararle a Adam Toledo de 13 años en La Villita, y a Anthony Álvarez en Portage Park durante persecuciones a pie.

Telemundo

CHICAGO- Dos oficiales de la policía de Chicago no serán acusados por disparar y matar a Adam Toledo de 13 años ni a Anthony Álvarez de 22, anunció el martes la Fiscal Estatal del condado Cook, Kim Foxx.

Toledo, de 13 años, fue asesinado a tiros por un oficial de la policía de Chicago luego de una persecución a pie a finales de marzo de 2021. Dos días después, Anthony Álvarez fue perseguido por el vecindario de Portage Park antes de ser asesinado a tiros por un oficial de CPD el 31 de marzo de 2021.

Ambas muertes provocaron indignación y una moratoria en las persecuciones policiales a pie. También provocó protestas masivas cuando cientos de personas marcharon en Logan Square.

“Cuando miramos estos casos, ahora también debemos mirar la ley tal como se aplica”, dijo Foxx. "Según la ley de Illinois, se justifica que un oficial use la fuerza que puede causar la muerte o un gran daño corporal cuando crea razonable que dicha fuerza es necesaria para evitar la muerte o un gran daño corporal para sí mismo o para otras personas".

La oficina de Foxx también se enfrentó a un escrutinio sobre el manejo del caso de Toledo poco después de que un abogado que trabajaba en su oficina insinuó en corte que el menor de 13 años sostenía un arma cuando el oficial le disparó mortalmente, Foxx luego reconoció que ni ella ni nadie en su oficina trató de aclarar el asunto hasta justo antes que se publicara un video del incidente.

Foxx además señaló que la jurisprudencia "reconoce que los agentes de la policía a menudo se ven obligados a tomar decisiones y juicios en fracciones de segundos, en circunstancias que son tensas, inciertas y que cambian rápidamente".

En el caso de Toledo, señaló, que el momento en que el joven soltó el arma y comenzó a levantar las manos ocurrió dentro de un lapso de un segundo.

"'En base en los hechos, la evidencia y la ley, hemos concluido que no hay evidencia para probar que el oficial [Eric] Stillman actuó con intención criminal", dijo. "El oficial Stillman disparó solo un tiro".

En el caso de Álvarez, Foxx señaló nuevamente que "se justifica que un oficial use la fuerza que probablemente cause la muerte o un gran daño corporal cuando cree razonable que tal fuerza es necesaria para evitar la muerte o un gran daño corporal para sí mismo o para otra persona".

"Después de una revisión exhaustiva, la oficina concluyó que la evidencia en este caso es insuficiente para respaldar los cargos penales contra el oficial Evan Solano. Al igual que con el caso de Adam Toledo, los fiscales de apelaciones del estado de Illinois han revisado este caso y han coincidido con nuestra decisión de que no corresponde ningún cargo penal", dijo Foxx.

Por su parte, Foxx también mencionó que ambos oficiales habrían violado la política de persecución a pie del departamento de la policía de Chicago, pero la investigación solo se basó en el momento de las balaceras.

REACCIONES A LA DECISIÓN DE LA FISCAL ESTATAL

Baltazar Enríquez, un organizador comunitario de La Villita quien ayudó a liderar varias protestas tras el asesinato de Adam Toledo reaccionó al mensaje de Foxx e hizo las siguientes declaraciones al Chicago Sun-Times.

“Sabíamos que no habría cargos, esto es algo que ha sucedido históricamente en la oficina del fiscal estatal del condado Cook”, dijo Enríquez. “Además de la condena del oficial que mató a Laquan McDonald, esa oficina ha demostrado de manera rutinaria que un oficial de policía puede dispararle a casi cualquier persona y no ser acusado. Los policías tienen impunidad y lo saben”.

Enríquez dijo que ha estado trabajando con los oficiales del distrito de Ogden tras el tiroteo en Toledo, con la esperanza de reparar la relación con la comunidad de La Villita.

Sin embargo, dijo que creía que la relación actualmente está tan fracturada que es casi una hazaña imposible.

“Es una pena que esto pase en nuestro barrio y este señor que disparó y mató a un niño no va a ver las consecuencias de sus acciones”, dijo Enríquez. “[CPD] lo va a poner en otro vecindario negro o moreno nueva y probablemente tendrá más interacciones negativas con los residentes y aún encontrará la manera de ascender en las filas.

“Esto es Chicago, ¿qué más esperas?”.

Por su parte en un comunicado la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot indicó que su prioridad es mantener segura a las comunidades, pero señaló que “queda mucho más por hacer” para generar confianza entre los residentes y la Policía de Chicago.

“Cada muerte a tiros en nuestra ciudad, cada pérdida de vida es una tragedia. La pérdida de Adam Toledo y Anthony Álvarez sigue siendo trágica y dolorosa para sus familias, seres queridos y amigos. Debemos continuar apoyando a las familias de Adam Toledo, Anthony Álvarez y sus respectivas comunidades mientras continúan en duelo. Mantener seguras a sus comunidades, así como al resto de Chicago, sigue siendo la principal prioridad para mí y para mi administración. Sin embargo, para lograr esto, la confianza debe ser una calle de doble camino entre nuestros residentes y nuestros oficiales. Esta confianza es vital para su seguridad y la seguridad de comunidades enteras"

"Tras el anuncio de hoy de la Oficina del Fiscal del Estado del Condado Cook con respecto a la evaluación de su oficina de los cargos penales relacionados con las muertes a tiros de Adam Toledo y Anthony Álvarez, ese trabajo para generar esa confianza continúa, en asociación con la Oficina de Responsabilidad Policial de Chicago y nuestra Policía de Chicago. Como parte de nuestro compromiso con la reforma, durante el año pasado, implementamos una nueva política de persecución a pie y comenzamos a trabajar junto con socios comunitarios y el Concejo Municipal para crear el nuevo organismo de supervisión de la policía civil. Pero queda mucho más por hacer”, expresó Lightfoot.

Contáctanos