Crisis por COVID-19

Chicago: aumenta el precio de la carne por problemas en procesadoras

La industria ganadera defiende los incrementos y considera que son moderados por la demanda existente.

Telemundo

Los problemas en las procesadoras de carne por el brote de coronavirus ya se sienten en los supermercados del área de Chicago.

“La carne molida subió bastante subió $1.50 dólares, subió el diezmillo, subió la arrachera, subió la carne de puerco, subió el pollo” señaló Rabí Ariel Bogarín, carnicero en el supermercado El Tapatío.

El incremento de precios se atribuye a la falta de abastecimiento de carne tras el cierre de varios centros de distribución en el país que incluyen a grandes empacadoras de Tyson y Smithfield. Algunas otras como la procesadora Fontanini han suspendido a sus trabajadores sin goce de sueldo.

“Nosotros tratamos de mantener y no subir los precios, poquito porque sabemos cómo está el problema ahorita” añadió Bogarín.

El presidente Donald Trump firmó este martes una orden ejecutiva usando la ley de producción de defensa para mantener las procesadoras abiertas y evitar un mayor desabasto.

Consumidores como Carlos Jiménez en Hegewisch opinan que los efectos serían de grandes rasgos.

“Sí afectaría bastante debido a que estamos acostumbrados a comer un poquito carne, ahora sí que yo como carne todos los días”

Aunque las empacadoras estarán abiertas bajo la orden del presidente, tendrán que seguir reglas de distanciamiento social, algunos en la industria consideran que será difícil.

 “No construimos las procesadoras pensando en el distanciamiento social, las construimos para ser eficientes y eso significa que necesitamos que la gente esté trabajando de hombro a hombro” dijo Todd Churchill, fundador de la procesadora de carnes Blue Nest.

Otras voces políticas hacen hincapié sobre la salud de los trabajadores. El senador Dick Durbin quien se opone a la orden ejecutiva afirmó lo siguiente en un comunicado.

“Si la administración Trump se comprometiera a realizar pruebas y dar protección a los trabajadores en lugar de imponer un mandato, podríamos traer de vuelta a la vida a este sector valioso de nuestra economía” puntualizó Durbin.

La industria ganadera ha defendido los incrementos y consideran que son moderados por la demanda que existe en tiempos de producción limitada.  

El departamento de protección al consumidor de la ciudad de Chicago aclara que los aumentos razonables no se consideran abusivos, aunque instaron a la población a denunciar cualquier precio exagerado llamando al 311.

Estas denuncias también se pueden realizar en el portal web del procurador general del estado de Illinois. Encuentra la forma en español aquí.

Todo sobre el coronavirus: Suscríbete a nuestro boletín especial y recibe todas las noticias del COVID-19 en nuestra área. Pulsa aquí para apuntarte.

Contáctanos