Chicago

Chicago no renovará polémico contrato de ShotSpotter

La ciudad afirmó que desmantelará el uso de la tecnología de detección de disparos el 22 de septiembre de 2024.

Telemundo

CHICAGO – La ciudad de Chicago confirmó este martes que no renovará su contrato con SoundThinking que vence el 16 de febrero de 2024 y desmantelará el uso de la tecnología de detección de disparos ShotSpotter el 22 de septiembre de 2024.

"Durante el período provisional, las autoridades policiales y otras partes interesadas en la seguridad de la comunidad evaluarán las herramientas y programas que aumenten efectivamente tanto la seguridad como la confianza, y emitir recomendaciones a tal efecto", sostuvo la ciudad de Chicago en un comunicado.

La ciudad de Chicago añadió que "antes del desmantelamiento en septiembre, el Departamento de Policía de Chicago trabajará para renovar las operaciones dentro de los Centros de Apoyo a la Decisión Estratégica, implementar nueva capacitación y desarrollar aún más modelos de respuesta a la violencia armada que en última instancia reduzcan los tiroteos y aumenten la rendición de cuentas".

"En el futuro, la ciudad de Chicago desplegará sus recursos en las estrategias y tácticas más efectivas que hayan demostrado acelerar la actual tendencia a la baja de los delitos violentos. Hacer este trabajo, en consulta con la comunidad, las organizaciones de prevención de la violencia y las fuerzas del orden, proporciona un camino hacia un Chicago mejor, más fuerte y más seguro para todos", afirmó la ciudad en un comunicado.

SHOTSPOTTER, TECNOLOGÍA DE DETECCIÓN DE DISPAROS PLAGADO DE POLÉMICA

Cabe mencionar que la tecnología ShotSpotter ha generado polémica ya que se ha cuestionado su costo y su efectividad para combatir la violencia armada en la ciudad de Chicago.

Por años, le ha costado a Chicago decenas de millones de dólares al ser promovido como un componente crítico del departamento de policía para dar frente a la violencia con armas de fuego.

Sin embargo, antes de ser electo alcalde de Chicago, Brandon Johnson durante su campaña criticó la tecnología y amenazó con dejar de usarla, citando el costo y la "evidencia clara de que no es confiable y demasiado susceptible al error humano".

“Esta costosa tecnología jugó un papel fundamental en el asesinato policial de Adam Toledo, de 13 años. Eso no puede volver a suceder”, afirmó el sitio web de su campaña. "Brandon Johnson pondrá fin al contrato de ShotSpotter e invertirá en nuevos recursos que persigan las armas ilegales sin detener ni cachear físicamente a los habitantes de Chicago en las calles".

No obstante, Johnson había aprobado un pago de $10 millones a SoundThinking en julio de 2023 debido a una extensión de contrato que había autorizado la exalcaldesa Lori Lightfoot durante su administración, según reportó el diario Chicago Sun-Times. La autorización de Lightfoot era extender el contrato del 19 de agosto de 2023 al 16 de febrero de 2024.

Por otro lado, según había reportado The Associated Press en 2021, la sección de Seguridad Pública de la Oficina del Inspector General de Chicago concluyó que ShotSpotter rara vez produjo evidencia de delitos relacionados con armas de fuego en la ciudad.

La Oficina del Inspector General descubrió que entre, el 1 de enero de 2020 y el 31 de mayo de 2021, poco más de 50,000 alertas de ShotSpotter fueron confirmadas como probables disparos, pero que se encontró evidencia real de un delito relacionado con armas de fuego solo en unos 4,500 casos, o alrededor del 9%.

En su informe, esta oficina indicó que los datos del departamento de policía que examinó "no respaldan la conclusión de que ShotSpotter sea una herramienta eficaz para desarrollar pruebas de delitos relacionados con armas de fuego". Si el departamento tiene información que muestra que ShotSpotter desempeña un papel clave en el desarrollo de dicha evidencia, sus "prácticas de mantenimiento de registros están obstruyendo un análisis significativo de la efectividad de la tecnología", concluyó la Oficina del Inspector General.

Es preciso mencionar que julio de 2022, surgió una demanda federal que alegó que la policía de Chicago presuntamente usó de forma indebida la tecnología ShotSpotter y no investigó otras pistas contundentes al investigar un caso de asesinato al sur de la ciudad.

Contáctanos