Subvariante BA.2 de Ómicron

Variante BA. 2 en Chicago: Lo que sabe hasta ahora y qué dice salud pública

La comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago, la Dra. Allison Arwady, dijo que los datos muestran que los casos de la subvariante BA.2 se duplican cada semana.

Telemundo

La comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago, la Dra. Allison Arwady, dijo que si bien el riesgo de COVID-19 sigue siendo bajo en la ciudad, los datos muestran que los casos de la subvariante BA.2 se duplican cada semana.

Se espera que la subvariante ómicron BA.2 represente la mayoría de los casos de COVID-19 en Chicago para fin de mes, señaló este martes la principal especialista de la ciudad.

Al notar un pequeño aumento en los casos, la comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago, la Dra. Allison Arwady, dijo que si bien el riesgo de COVID-19 sigue siendo bajo en la ciudad, los datos muestran que el número de casos de la subvariante BA.2 se duplica cada semana.

"Todo lo que estamos viendo en este momento en Chicago y en todo el Medio Oeste es ómicron. Estamos viendo dos subvariantes principales de ómicron: B1, con alrededor del 69%, y BA.2, que es más contagiosa que B.1 y probablemente la que está impulsando un aumento en todo el mundo. Esa subvariante es un poco más del 30% en este momento”.  

Y añadió que: “En Chicago, hemos visto que BA.2 se duplica aproximadamente cada siete días, por lo que creemos que veremos un predominio, lo que significa que la mayoría de los casos serán BA.2, para fin de mes".

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la variante BA.2 representó el 30.6% de todos los casos de COVID-19 en varios estados del Medio Oeste, incluidos Illinois, Minnesota, Wisconsin, Michigan, Indiana y Ohio.

Arwady destacó que en algunos estados a lo largo de la costa este, BA.2 representa una porción aún mayor de casos.

"En Nueva York, Connecticut, Pensilvania, la mayoría de los casos ya son BA.2", dijo.

Los indicadores de COVID-19 de Chicago experimentaron ligeros aumentos en la última semana.

El promedio diario de casos nuevos en Chicago comenzó a subir a 156, frente a los 136 de la semana anterior, aunque sigue por debajo de los 5,189 registrados a principios de este año.

La tasa de positividad también aumentó ligeramente al 0.8%, frente al 0.7% de la semana pasada.

Sin embargo, las hospitalizaciones tienen un promedio de 9.57 por día y las muertes se redujeron a 0.71 por día, lo que marca disminuciones significativas desde el pico de ómicron a principios de este año y disminuciones en comparación de la semana anterior.

Arwady enfatizó que la ciudad permanece en niveles bajos, pero señaló que ella y los funcionarios de salud pública todavía están atentos para ver qué sucede en las próximas semanas.

"En este punto, no hemos visto señales importantes como las que observamos en Europa, pero tendremos una mejor idea a finales de mes cuando BA.2 ser predominante aquí", dijo.

A medida que la mayoría de las restricciones de COVID-19 se relajan en Europa, incluidos Austria, Gran Bretaña, Dinamarca, Alemania y Francia, el número de contagios ha aumentado.

Millones sufren de las alergias estacionales en medio de la pandemia.

En las últimas dos semanas, las hospitalizaciones y muertes por COVID-19 han aumentado ligeramente en Gran Bretaña. El aumento se debe en parte a BA.2 y a que las personas abandonan en gran medida el uso de mascarilla y se reúnen en grupos más grandes.

“Estamos viendo elevados aumentos de COVID-19 en gran parte de Europa”, dijo Arwady, y agregó que “algunas partes del mundo en este momento se parecen a Chicago a principios de enero en términos de número de casos”.

“La buena noticia es que la mayoría de estos países tienen una población altamente vacunada”, dijo. “Y no estamos viendo que esos números se traducen en elevados números de hospitalizaciones y muertes.

Los expertos indicaron que, incluso si se ve un aumento como el de Europa, es probable que no sea del nivel reportado a principios de este año.

“No espero un gran aumento aquí, pero vamos a tener que prestar mucha atención y realmente basarnos ​​en los datos como lo hemos hecho durante toda la pandemia”, dijo la semana pasada el Dr. Ashish Jha, coordinador de respuesta de la Casa Blanca ante COVID-19.

El asesor médico en jefe de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci, también dijo que espera "un aumento en los casos" debido a BA.2, pero no necesariamente un incremento masivo como lo causaron otras variantes.

"Esto es diferente al cambio de delta a ómicron. Ese fue realmente un cambio mucho más drástico en el virus y la transmisibilidad aumentó por encima de delta", dijo Huhn. "Esta es más una ligera variación, por lo que no estamos viendo que la transmisibilidad se acelere realmente como cuando cambiamos de delta a ómicron".

El Dr. Isaac Ghinai, director médico en el laboratorio del Departamento de Salud Pública de Chicago, dijo que no cree que BA.2 provoque un aumento como el que se vio anteriormente durante el pico de ómicron, pero se esperan cambios "en algún punto."

Robert Guerrero un residente de Illinois de 64 años cuenta cómo el boxeo le ayudó a batallar el COVID-19, tras pasar 108 días hospitalizado y conectado a una máquina que le ayudaba a respirar.

“Estamos en un mínimo casi histórico en términos de COVID-19 aquí en Chicago; es muy probable que haya algunos cambios en la transmisión”, dijo.

BA.2, también conocida como "ómicron sigilosa", se considera una subvariante de ómicron.

Según varios expertos en salud, BA.2 parece ser más transmisible que ómicron.

El Dr. Michael Angarone de Northwestern, profesor asociado de medicina en enfermedades infecciosas, dijo que el aumento de la transmisibilidad podría ser particularmente fuerte en los contactos cercanos de las personas contagiadas, pero aún es demasiado pronto para saberlo.

“Todavía estamos tratando de averiguar por qué estamos viendo este número creciente de casos en algunos países de Europa y eso se debe a que hay algo marcadamente diferente en el virus”, dijo. "Entonces, ¿es más transmisible? ¿Se contagiarán más personas de un individuo infectado? Podría haber algunos indicadores de eso".

Angarone dijo que Europa suele estar hasta un mes por delante de Estados Unidos en cuanto a brotes de COVID-19.

"A menudo vemos a Europa como una especie de indicador de 2, 3, 4 semanas por delante de nosotros", dijo. "Entonces, ¿vamos a ver este tipo de aumento en un mes más o menos? Y simplemente no lo sabemos".

Los datos preliminares indican que las vacunas y los refuerzos son igualmente efectivos para prevenir los casos sintomáticos de BA.1, la variante ómicron original y la BA.2.

Arwady enfatizó que si bien el aumento de COVID-19 en otros países podría ser una señal de lo que vendrá, no es una garantía.

Contáctanos