Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Trump no despedirá a Kellyanne Conway tras ser acusada por agencia federal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Trump no despedirá a Kellyanne Conway tras ser acusada por agencia federal
    Getty Images
    El presidente Donald Trump y Kellyanne Conway tras anunciarse los resultados de las elecciones presidenciales.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, descartó este viernes el despido de su asesora Kellyanne Conway, acusada por una agencia federal de violar varias veces una ley que prohíbe a los altos cargos del Gobierno utilizar su posición para influir en las elecciones en el país.

    "No, no voy a despedirla. Creo que es una persona estupenda", dijo Trump durante una entrevista telefónica con la televisión estadounidense Fox.

    Los comentarios del mandatario se produjeron un día después de que se hiciera público que Trump recibió un informe en el que la Oficina del Fiscal Especial (OSC, en inglés), una organización independiente que vigila posibles infracciones legales en el Gobierno, acusaba a Conway de violar la llamada Ley Hatch en numerosas ocasiones.

    Conway, una de las figuras más mediáticas de la Casa Blanca, supuestamente rompió esa legislación al "denigrar a candidatos presidenciales demócratas en entrevistas de televisión y en las redes sociales, en las que hablaba en desempeño de su cargo oficial" como funcionaria gubernamental, explicó la OSC en su documento.

    "Si no se castigan las violaciones (de la ley) de la señora Conway, se enviará un mensaje a todos los empleados federales de que no es necesario que cumplan con las restricciones de la Ley Hatch. Sus acciones erosionan por tanto la base principal de nuestro sistema democrático: el Estado de derecho", sentenció la OSC.

    Lejos de aceptar la culpabilidad de su consejera, Trump apuntó que cree que "están tratando de alejarla de la libertad de expresión", algo que calificó de "injusto" en la entrevista.

    La misma agencia ya determinó el año pasado que Conway había violado la ley Hatch, que data de 1939 y que prohíbe usar para fines partidistas un cargo del Gobierno federal, al promover en entrevistas la candidatura al Senado de Roy Moore, un exjuez acusado de abuso sexual de menores y que finalmente perdió los comicios.

    Los funcionarios públicos de carrera que violen la Ley Hatch pueden ser despedidos, suspendidos o los pueden bajar de puesto, y recibir multas de hasta $1,000.