Empleadas del hospital Mercy ayudaron a pacientes en pleno tiroteo