Venezolanos en Chicago

Notas de esperanza: Estudiantes migrantes en Chicago encuentran refugio en la música

En la música no existen fronteras, y para Ahiled, Anthony y Luis, esta forma de expresión se ha convertido en un poderoso medio de conexión entre su antigua y nueva realidad.

Telemundo

En una preparatoria en Chicago, tres estudiantes migrantes están rompiendo barreras lingüísticas y culturales a través de la música, utilizándola como un puente para conectar con sus compañeros y asimilar su nueva vida en Estados Unidos. Como bien sabemos, en la música no existen fronteras, y para Ahiled, Anthony y Luis, esta forma de expresión se ha convertido en un poderoso medio de conexión entre su antigua y nueva realidad.

Ahiled, una estudiante venezolana, comparte sus sentimientos sobre la experiencia migratoria: "Hay veces que te sientes mal, que estás frustrado, estás enojado porque estás fuera de tu país, de tu familia, de tu casa. Y en mi país, no tengo voz. Sé que no tengo voz". Muchos de estos jóvenes enfrentan desafíos considerables: viven en refugios de la ciudad, hablan poco inglés y han perdido meses de educación mientras huían de su país de origen.

Anthony, de 17 años, también venezolano, destaca las dificultades que enfrenta al comunicarse en un nuevo idioma: "Palabras que más o menos me sé. Como por ejemplo, 'hello', 'good morning', y con los que hablan español me socializo más". A pesar de estas barreras lingüísticas y culturales, estos estudiantes encuentran en la música un refugio y una forma de superar las dificultades.

Luis, otro estudiante venezolano, comparte su experiencia: "Entrar a una escuela nueva. País nuevo... Encontré amigos que valen la pena". La música se convierte así en un puente que une a estos jóvenes con sus compañeros, permitiéndoles superar las diferencias lingüísticas y encontrar un sentido de pertenencia en su nueva comunidad.

Jorge Desantiago, reportero, sigue de cerca esta inspiradora historia. "Mientras la historia de estos jóvenes venezolanos se sigue escribiendo en este nuevo país, la música por ahora es su puerta de entrada para conectar con otros, sin importar el idioma". La capacidad de la música para trascender las barreras lingüísticas y culturales se revela como un faro de esperanza en el viaje de estos estudiantes migrantes hacia una nueva vida en Chicago.

Contáctanos