Nebraska: mejora 3r infectado por Ébola

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    OMAHA, Nebraska - Los médicos en Nebraska a cargo de un doctor que se infectó de ébola mientras trabajaba en Liberia dijeron el que éste ha logrado progresos, pero desconocen si se recuperará de la enfermedad. El doctor Rick Sacra, de 51 años, llegó el viernes al Centro Médico Nebraska donde está siendo atendido en una unidad de aislamiento especializada. Sacra se encuentra estable y muy cansado, pero estaba más alerta el domingo, dijo el doctor Phil Smith, uno de los médicos que lo atienden y que el domingo difundió información sobre él. "Nos sentimos alentados por lo que hemos visto, pero es muy pronto para afirmar que (Sacra) ha registrado un gran avance", declaro Smith. Sacra contribuye a su tratamiento al facilitar información sobre el ébola a los médicos porque conoció la enfermedad en África. El médico de Worcester, Massachusetts, había practicado durante 15 años medicina familiar en un hospital en Liberia con el grupo caritativo SIM, con sede en Carolina del Norte. Otros dos estadounidenses también se infectaron de ébola cuando asistían a enfermos que tenían el mal. En África Occidental se han registrado alrededor de 2,100 muertes en el actual brote de ébola, pero no está confirmado que todas se deban a la enfermedad. La esposa de Sacra, Debbie, dijo el sábado en un comunicado que confía en que el mundo centre su atención en el gran brote de ébola y no sólo en la enfermedad de su esposo. Los médicos dijeron que Sacra bromeó con ellos sobre béisbol porque él es aficionado de los Medias Rojas de Boston y Smith le va a los Yanquis de Nueva York. "(Sacra) hizo algunas bromas", declaró Smith. "En mi experiencia, esa es una buena señal (médica)". Smith dijo que Sacra recibe un medicamento experimental diferente al suministrado a los otros dos estadounidenses que se enfermaron de ébola. El paciente fue visitado por parientes y amigos durante media hora el sábado y el domingo, mediante un sistema de videoconferencia en el hospital. La doctora Angel Hewlet dijo que su familia le leyó versículos de la Biblia.