Dos accidentes dejan horror y destrucción