Raúl Castro insiste con el fin del embargo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    El presidente de Cuba, Raúl Castro, se prepara para la histórica semana que se viene, con la reapertura de las embajadas en Estados Unidos y su paìs.

    El presidente de Cuba, Raúl Castro, apeló este miércoles a las "facultades ejecutivas" de su homólogo estadounidense, Barack Obama, para "desmantelar aspectos" del bloqueo, tras insistir en que las relaciones bilaterales no podrán ser normales mientras persista el embargo a la isla.

    [Nota relacionada: Cuba y EEUU reabrirán embajadas]

    "Esperamos que (Obama) continúe usando sus facultades ejecutivas, o sea aquellas que puede como presidente tomar sin interferencias del Congreso, para desmantelar aspectos de esta política que causa daños y privaciones a nuestro pueblo", dijo Raúl Castro ante la Asamblea Nacional de Cuba, donde clausuró el primer pleno de los dos anuales que celebra el parlamento unicameral de la isla.

    Cuando quedan cinco días para el restablecimiento oficial de las relaciones diplomáticas entre La Habana y Washington, el mandatario cubano destacó que el 20 de julio concluirá la primera fase del histórico proceso que se inició el 17 de diciembre de 2014.

    [Te puede interesar: Cuba sale de lista de promotores de terrorismo]

    "Comenzará entonces una nueva etapa, larga y compleja, en el camino hacia la normalización de las relaciones, que requerirá voluntad para encontrar soluciones a los problemas que se han acumulado por más de cinco décadas y afectan los vínculos entre nuestros países y pueblos", agregó.

    Obama sobre Cuba: Este es un paso histórico hacia el futuro

    Obama sobre Cuba: Este es un paso histórico hacia el futuro
    (Publicado miércoles 1 de julio de 2015)

    Según Raúl Castro, Cuba y Estados Unidos deben fundar "un nuevo tipo de lazos", "distintos" a los de toda la historia común entre ambos estados, que rompieron relaciones en 1961.

    Pero volvió a insistir en que, para tener relaciones totalmente normales, es necesario, además de levantar el bloqueo, que EE.UU. devuelva a la isla el territorio "ilegalmente ocupado" por la Base Naval de Guantánamo.

    [Nota relacionada: Republicanos bloquearían viajes a Cuba]

    En ese complejo camino hacia la normalización, Cuba también exige que EE.UU. acabe con "las transmisiones radiales y televisivas ilegales" hacia la isla, que elimine sus programas para promover "la subversión y la desestabilización internas", y que se compense al país "por los daños humanos y económicos" que han provocado las políticas de Washington.

    Tras subrayar que "cambiar todo lo que deba ser cambiado es asunto soberano y exclusivo de los cubanos", Raúl Castro recalcó que "el Gobierno revolucionario" está dispuesto a avanzar en la normalización de relaciones con Estados Unidos.

    Y ello desde la convicción de que "ambos países podemos cooperar y coexistir civilizadamente, en beneficio mutuo, por encima de las diferencias que tenemos y tendremos, y contribuir con ello a la paz, la seguridad, la estabilidad, el desarrollo y la equidad en nuestro continente y el mundo", agregó Raúl Castro.

    Como es habitual, en su discurso ante la Asamblea, el presidente cubano repasó temas nacionales, con especial énfasis en el buen comportamiento de la economía durante los seis primeros meses de 2015, en los que se ha registrado un crecimiento del producto interno bruto (PIB) del 4,7 por ciento.

    "Ha podido revertirse la tendencia a la desaceleración del crecimiento del producto interno bruto", recalcó Castro, quien recordó que la previsión de crecimiento económico para todo 2015 es del 4 por ciento, lo que exigirá "trabajar duro y con mucha disciplina", dijo.

    Por sectores, los mayores crecimientos se produjeron en las industrias azucarera y manufacturera, construcción, comercio, turismo y la producción agropecuaria, a pesar de los efectos por la sequía que padece buena parte de la isla.

    Aunque en esta sesión parlamentaria no se repasó la marcha de las reformas para "actualizar" el socialismo cubano, Raúl Castro hizo alusión a algunas de las más importantes como la futura unificación monetaria, que avanza,, según dijo, sin precisar mayores detalles sobre este proceso de "extrema complejidad" e "imprescindible para un eficiente desempeño de la economía".

    Reiteró que en ese proceso "se garantizarán los depósitos bancarios en divisas internacionales, pesos cubanos convertibles (CUC) y pesos cubanos (CUP), así como el efectivo en manos de la población y las personas jurídicas nacionales y extranjeras", indicó.

    Por otra parte, el presidente de Cuba recordó la próxima visita del papa Francisco, prevista entre 19 y 22 de septiembre, y dijo que el país se prepara para recibir al pontífice "con afecto, respeto y hospitalidad, como merece".

    Destacó la "admiración mundial" que suscita la prédica de Francisco "a favor de la paz y la equidad, la erradicación de la pobreza, la defensa del medioambiente y su análisis de las causas de los problemas de la humanidad", expresada en su reciente gira latinoamericana por Ecuador, Bolivia y Paraguay y que Raúl Castro calificó de "memorable".

    Como en anteriores ocasiones, la prensa extranjera acreditada en Cuba no tuvo acceso a la sesión plenaria de la Asamblea Nacional celebrada este miércoles.