No más comida congelada para estudiantes de CPS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    Después de dos meses de negociaciones, los trabajadores de comedores escolares llegaron a un acuerdo de contrato con las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), para servir alimentos frescos y recién cocinados en las cafeterías de las escuelas.

    Los trabajadores dijeron que muchos estudiantes prefieren pasar hambre que comer las comidas congeladas que se sirven en las escuelas públicas. Es por eso que los trabajadores de comedores impulsaron su campaña "vamos a cocinar", incluso protestando frente a la sede de CPS durante los últimos dos meses.

    Finalmente los trabajadores argumentaron sus demandas sobre la mesa de negociaciones y el sindicato “Unite Here Local 1” logró llegar a un acuerdo con CPS.

    La Junta de Escolar se ha comprometido a hacer la transición en las cafeterías escolares y así permitir que miles de niños tengan acceso a comida fresca en lugar de alimentos congelados recalentados. La junta también acordó mejores salarios para los trabajadores de comedores.

    El acuerdo es de cinco años y afecta a más de 3,000 empleados.