Maestros, padres y estudiantes furiosos con CPS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Letreros y megáfonos en mano, varios cientos de padres y maestros se reunieron frente la sede de las Escuelas Públicas de Chicago la noche del martes para protestar contra los cierres propuestos, consolidaciones y eliminaciones de 17 escuelas de bajo rendimiento. La protesta, iniciada por el Sindicato de Maestros de Chicago y con el apoyo de “Occupy Chicago”, comenzó a las 6 de la tarde frente al edificio, ubicado en el 125 S. Clark. Luego que se dispersara la multitud, alrededor de 40 personas pasaron la noche en el viento y la lluvia para ser los primeros en fila para una reunión de la junta educativa que decidirá el destino de las escuelas. "Esta es una batalla por el alma de la educación pública", dijo la presidente del sindicato de maestros, Karen Lewis. El mes pasado, funcionarios de CPS anunciaron un plan para cerrar 10 escuelas y volverlas a abrir con nuevos maestros y profesores. Otras serán completamente cerradas. En una declaración, por parte de la portavoz de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), Becky Carroll dijo que mientras que los funcionarios de educación tienen un "profundo respeto por aquellos que optan por ejercer su derecho a la libertad de expresión ... no hacemos ninguna excusa por tomar medidas en algunas de las escuelas de bajo rendimiento en el distrito."