Cámaras de velocidad a prueba

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las cámaras tienen el objetivo de pillar a quienes conduzcan por encima del límite de velocidad.

    Este lunes da inicio en Chicago el periodo de prueba de “cámaras de velocidad”, que tienen el objetivo de pillar a conductores rompiendo el límite de velocidad en zonas escolares y de parques públicos. Funcionarios de la ciudad todavía están tratando de decidir a qué proveedor adjudicar el contrato de las cámaras, así como determinar el funcionamiento efectivo de las mismas. Mientras que se toma una decisión, cámaras de velocidad han sido instaladas en cuatro locaciones: en la cuadra 2200 de West Pershing Road cerca de McKinley Park, en la cuadra 6500 de North Western Avenue, cerca de Warren Park, en la cuadra 6300 de South King Drive cerca de la escuela Dulles Elementary School y en la cuadra 1400 de West División cerca de la escuela North Montessori School. Una vez que la Ciudad elija a un proveedor, los conductores deberán estar preparados para frenar o pagar. Las multas son desde $35, por conducir de 6 a 10mph, sobre el límite de velocidad y hasta $100 por ir a más de 10mph sobre el límite de velocidad. Eventualmente, las cámaras de velocidad podrían vigilar la mitad de todas las calles de Chicago. Algunos han acusado a alcalde Rahm Emanuel de usar las cámaras para generar ingresos, pero el alcalde dijo que las cámaras harán que las zonas escolares y de parques más seguras para los niños. Por el momento no se van a dar multas. Las multas empezaran a ser emitidas el próximo año, posiblemente durante la primavera.