Adelante con el juicio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La balanza de la justicia en el juicio a Drew Peterson, por tercera vez en tres semanas, parece haberse estabilizado. Esta vez, fue el mismo acusado quien pidió al juez, retirar el pedido de anular el proceso en su contra. Y sus abogados, explicaron que el ex-policía de Chicago, quiere que sea el jurado quien decida si él mato o no a su tercera esposa. El juez del caso, Edward Burmila, antes de tomar una decisión le pregunto a Peterson que confirmara su deseo, y contesto que si. La fiscalía trata de probar que Peterson, de 58 años de edad, asesinó a Kathleen Savio en el 2004. Alegación que surgió después de que su cuarta esposa, Stacey Peterson, misteriosamente desapareciera tres años más tarde. El principal contratiempo de los acusadores es que la mayor parte de la evidencia parece ser circunstancial. El testimonio de personas cercanas a la pareja, que han hablado de supuestas amenazas y abusos de Peterson con su mujer. La defensa volvió a pedir que eliminara del caso las alegaciones de otros, a lo que el magistrado, otra vez se negó. El jurado, quien fue sacado de la sala al menos seis veces mientras ambas partes discutían, parecía irritado, haciendo incluso muecas al caminar. El miércoles testificó el médico forense Larry Blum, a quien la fiscalía considera clave en sus argumentos, diciendo que dentro de la víctima no había líquidos capaces de hacerla ahogar en la bañera donde la encontraron, como argumenta el acusado.