Acusan a familia gitana de robar millones

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Una investigación de cuatro meses de una red de ladrones que asaltaba negocios específicos en cuatro estados, llevó a la detención de cuatro personas, quienes se describieron a sí mismos como una "familia gitana" de Chicago, que estaba tratando de saldar una deuda. El grupo está detrás de aproximadamente $3 millones de dólares en robos de tiendas al por menor, incluyendo sucursales de Apple, Best Buy, Costco, Microsoft, PetSmart, Sams Club, Sports Authority y Wal-Mart desde 2009, según el Departamento de Policía de Torrance. Los presuntos ladrones dijeron a los investigadores que robaron la mercancía para pagar una deuda familiar de $2 millones. Durante los robos, ocurrieron a partir del año 2009, los acusados escondían la mercancía bajo ropa holgada y luego la enviaban por correo a otros estados. "A primera vista, los robos parecían ser delitos singulares que se producen cada día en la industria de ventas al por menor, pero cuando se analizó a fondo, los investigadores pudieron descubrir la magnitud de los crímenes cometidos por este grupo", dijo la Policía de Torrance en un comunicado. "Los investigadores están optimistas de que esta detención conducirá a más evidencia en la investigación en curso". Los cuatro sospechosos fueron arrestados el jueves en California. Los sujetos acababan de llegar al sur de California desde Chicago para comparecer ante un tribunal en Santa Mónica que derivó de un arresto anterior por un robo menor. De acuerdo a los investigadores, durante un operativo de vigilancia, los sospechosos tomaron mercancía de tiendas Apple e intentaron enviarla por correo. Más de $ 20,000 en productos de Apple fue recuperada durante la operación de vigilancia, dijo la policía. La policía identificó a los sospechosos como Ausra Bauzinskaite, de 34 años de edad, Adeliya Nassybullina, de 30, Karasinski Lukasz, de 37 años, y Przemyslaw Skiba, de 31, todos de Chicago. Los sospechosos enfrentan cargos relacionados con múltiples cargos de conspiración para cometer robo comercial y hurto mayor. Se cree que los sospechosos están detrás de otros robos en Colorado, Washington y Florida.