La popularidad de Peña Nieto va a pique

Una reciente encuesta le atribuye 17% de aceptación, tras el "gasolinazo".

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tensión en Puerto Rico tras inicio del residenciamiento
    EFE
    El índice de desaprobación de Enrique Peña Nieto es el más bajo de los cinco últimos periodos presidenciales.

    La popularidad del presidente de México, Enrique Peña Nieto, cayó en el último trimestre al 17%, la más baja de su mandato, como reacción al alza de los combustibles decretada por el Gobierno en enero y a pesar de su llamado a la unidad frente a la amenaza de Donald Trump.

    Peña Nieto "está en los niveles más bajos" de popularidad desde que comenzaron a medirse debido a un "coraje acumulado" acentuado por el "gasolinazo", que aceleró una baja observada desde 2014, explicó el miércoles Roy Campos, presidente de Grupo Mitofsky, la consultora responsable de la última encuesta sobre el tema.

    Apenas en enero, el diario Reforma -que también mide periódicamente los índices de popularidad del mandatario- dijo que Peña Nieto tenía un 12% de aceptación entre los mexicanos, y la cifra podría disminuir al evaluarse el impacto del gasolinazo y la coyuntura con Estados Unidos.

    Un sondeo trimestral de Consulta Mitofsky reveló el martes que Peña Nieto tiene un 17% de aprobación y un 77 %de desaprobación, el nivel más bajo de su gestión (2012-2018).

    Se trata de una tendencia negativa iniciada a partir de noviembre de 2014 cuando la aprobación presidencial "parecía llegar a mínimos" y prosiguió en noviembre de 2016 cuando "parecía tocar fondo", indicó el sondeo.

    El descenso de la popularidad del presidente, que según una encuesta del diario mexicano El Universal llegó a estar en un 42% en noviembre de 2013, se pueden explicar por las decisiones que ha tomado, como la de apoyar el matrimonio homosexual, indicó.

    Esa iniciativa, que fue presentada el 17 de mayo de 2016, le costó a Peña Nieto dos cosas: hizo que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), su partido, "perdiera algunas elecciones" y que "grupos conservadores se enojaran con él".

    Campos consideró difícil que el mandatario logre terminar su administración con buenas calificaciones porque ya tiene poco tiempo para lograrlo y pronto "la lucha por la sucesión presidencial hará que el gobierno pase a un segundo término"

    Este año se pondrá en marcha el proceso electoral que culminará con los comicios de los que en julio de 2018 saldrá la persona que gobernará México hasta 2024.

    No obstante, el encuestador apuntó que Peña Nieto pueden mejorar su popularidad si "decide a hacer bien dos cosas: encabezar una verdadera lucha anticorrupción y liderar el sentimiento de defensa ante las medidas de Trump".

    Peña debe de encabezar "una verdadera lucha anticorrupción, en la cual haya castigos y destrucción de redes de corrupción" y liderar "el sentimiento de defensa ante las medidas de Trump", consideró Campos.

    La popularidad gubernamental se vio especialmente golpeada por el alza en los combustibles que el Ejecutivo mexicano puso en vigor en el 1 de enero como parte de un proceso de liberalización del mercado y que ocasionó una ola de protestas y saqueos de comercios en diversas ciudades, saldada con más de 1,500 detenidos y seis muertos.

    Después, en febrero, presentó una "ligera recuperación" de su popularidad tras cancelar su visita a EEUU programada el 31 de enero, después que Trump ordenara formalmente construir un muro en la frontera común e insistiera en que México debe pagar por él, cumpliendo su promesa electoral.

    Consulta Mitofsky explicó que este repunte de febrero "no permite ver el peor momento" de la popularidad presidencial debido a la incidencia que los sucesos recientes pudieron tener en la forma en la que el mexicano "ve a su gobierno".

    Peña Nieto prepara encuentro con Trump

    Peña Nieto prepara encuentro con Trump
    "Ni confrontación, ni sumisión. La solución es el diálogo y la negociación", dijo el mandatario en un pronunciamiento sobre política exterior. Jazive Pérez tiene más información.
    (Publicado lunes 23 de enero de 2017)

    Trump busca también renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y ha amenazado con deportar a millones de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos y gravar con impuestos las remesas que estos últimos envían a su país.

    La aprobación de Peña Nieto en su penúltimo año de gestión "está muy lejos" de la que tenían en esa misma etapa sus cuatro antecesores, Felipe Calderón (2006-2012), Vicente Fox (2000-2006), Ernesto Zedillo (1994-2000) y Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), reveló el sondeo.

    En el trimestre 17 de sus respectivos mandatos, Salinas tenía entonces un nivel de desaprobación de solo un 16%, Zedillo del 40%, Fox del 36% y Calderón de 46%, frente al 77 % de Peña Nieto.

    La encuesta fue realizada en viviendas particulares a 3,000 mexicanos mayores de 18 años con un garantía que en al menos el 95 de cada 100 veces, el error no sobrepasaba el 1.8% en las estimaciones.

    El sondeo se elaboró en tres momentos con 1,000 entrevistas mensuales del 16 al 18 de diciembre de 2016, del 20 al 22 de enero de 2017 y del 3 al 6 de febrero de 2017.