Con apenas 12 años, niño mexicano irá a la universidad

El menor estudiará física biomédica en la Universidad Nacional Autónoma de México.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Niño mexicano se prepara para asistir a la universidad

    El pequeño estudiará física biomédica en la Universidad Nacional Autónoma de México. (Publicado viernes 3 de agosto de 2018)

    Carlos Antonio Santamaría Díaz tiene solo 12 años, pero en vez de pensar en jugar se prepara para iniciar el lunes sus estudios de física biomédica en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México.

    El menor, quien es definido como estudiante de alta capacidad cognitiva, obtuvo los aciertos exigidos en el Concurso de Selección de Ingreso para el ciclo escolar 2018, dijo la UNAM en un comunicado.

    Se trata de la primera vez en la historia de la UNAM en que tendrá un alumno de 12 años a nivel licenciatura, porque el pequeño ya cursó diplomados e hizo prácticas por separado en la Facultad de Química, en el Centro de Ciencias Genómicas y en el Instituto de Investigaciones en Materiales.

    "Es estarle dando, nunca decir ‘no se puede’, me voy a regresar a la primaria. Siempre hay una forma de entrar".

    "Solo quiero estudiar; si me cierras las puertas, me meteré por las ventanas", dice Carlos Antonio, quien sabe que todos los días tendrá que luchar contra el escepticismo ante sus capacidades y desempeño.

    La UNAM tiene relación con Carlos desde 2015, cuando a punto de cumplir 9 se aventuró, cursó y concluyó módulos en dos diplomados: uno sobre química analítica; y otro en bioquímica y biología molecular para la industria farmacéutica, que imparte la Facultad de Química.

    Junto a sus padres, Arcelia Díaz y Fabián Santamaría, Carlos Antonio vive en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, muy cerca del Centro de Ciencias Genómicas de la UNAM, donde hizo una estancia semestral.

    "También estudié por internet, así he aprendido biología, cálculo, pero además hay que tener el apoyo de toda tu familia, lo más importante. Mis padres han hecho más que yo, ellos han preparado todo, y yo sólo estudio y apruebo los exámenes, pongo la última pizca para pasar a lo siguiente”, dice el niño.