COPA

Video: policía dispara casi 100 tiros en 41 segundos después de que un hombre abriera fuego contra un oficial durante una parada de tráfico

Según COPA, la "revisión de las imágenes de video y los reportes iniciales parecen confirmar que Dexter Reed Jr.  disparó primero, impactando al oficial y cuatro oficiales respondieron disparando".

Telemundo

Un video publicado este martes mostró el momento en que se desató un tiroteo durante una parada de tráfico en Chicago el mes pasado, matando a un hombre que abrió fuego contra los oficiales antes de que respondieran con más de 90 disparos en menos de un minuto.

Según la Oficina Civil de Responsabilidad Policial o COPA, cinco oficiales de Chicago asignados a una unidad táctica del Distrito 11 detuvieron a Dexter Reed Jr. el 21 de marzo en la cuadra 3800 al oeste de Ferdinand por "supuestamente no llevar puesto el cinturón de seguridad".

Mientras el grupo detenía a Reed, varios oficiales rodearon su vehículo y, según varios videos de cámaras corporales, le pidieron varias veces que bajara las ventanas. Los oficiales luego le gritaron a Reed que no subiera las ventanas y que desbloqueara las puertas.

Mientras gritan, se puede escuchar a Reed diciendo "OK, estoy tratando" mientras los oficiales continúan tirando de la manija de la puerta y gritándole que desbloquee las puertas, algunos retrocediendo y levantando sus armas de fuego.

En los videos, se escuchan disparos mientras los oficiales se cubren y se disparan varios tiros en cuestión de segundos. Un oficial se aleja de la escena, con un video que muestra sangre goteando de su brazo.

"Cuando el Sr. Reed no cumplió con estas órdenes, los oficiales apuntaron sus armas de fuego al Sr. Reed y finalmente hubo un intercambio de disparos que dejó al Sr. Reed muerto y a un oficial herido en el antebrazo", dijo COPA en un comunicado.

Según COPA, la "revisión de las imágenes de video y los informes iniciales parece confirmar que el Sr. Reed disparó primero, alcanzando al oficial y que cuatro oficiales respondieron disparando".

En total, los oficiales dispararon aproximadamente 96 tiros en 41 segundos, algunos de los cuales continuaron después de que Reed salió del vehículo y cayó al suelo, informó COPA. La evidencia en video registró docenas de disparos dentro de ese tiempo, aunque no está claro cuáles son de los oficiales y cuáles son de Reed. Se pueden ver docenas de agujeros de bala en el vehículo de Reed.

Los oficiales son captados poniendo esposas a Reed después del tiroteo antes de que los paramédicos comiencen las compresiones torácicas.

Reed, de 26 años, sufrió múltiples heridas de bala y luego fue declarado muerto. Un oficial recibió un disparo en la muñeca y se reportó que estaba en buenas condiciones, dijo el Superintendente de la Policía de Chicago Larry Seling en ese momento.

Múltiples otros oficiales fueron transportados al hospital para observación y se informó que estaban en buenas condiciones.

También se recuperó un arma del asiento delantero del pasajero del vehículo de Reed.

En el momento del tiroteo, los registros judiciales del Condado de Cook mostraron que Reed estaba en libertad bajo fianza después de ser acusado en 2023 de tres cargos de uso ilegal agravado de un arma y un cargo de posesión de un arma de fuego con una tarjeta FOID revocada. Había comparecido en persona en el tribunal días antes del tiroteo y estaba programado para una audiencia de estado en abril.

"Como agencia establecida en el principio fundamental de la reforma, tomamos las investigaciones sobre el uso de la fuerza letal y las circunstancias circundantes muy en serio. COPA tiene la responsabilidad, como se señala en el Decreto de Consentimiento Federal y la Ordenanza Municipal, de revisar cada tiroteo policial que involucre a oficiales de la CPD", dijo el Primer Subadministrador Ephraim Eaddy en un comunicado. "Cada uso de la fuerza letal debe ser evaluado examinando la totalidad de las circunstancias, incluidas las acciones del oficial antes del uso de la fuerza. En consecuencia, revisaremos cuidadosamente las acciones de los oficiales de policía involucrados y sus supervisores para determinar si se siguieron adecuadamente el entrenamiento, las políticas y las directivas. Nuestros pasos investigativos inmediatos incluyeron responder a la escena, ver las imágenes de video disponibles de las cámaras corporales y observar la recolección de evidencia, incluidas las vainas y otras evidencias balísticas."

La policía de Chicago indicó  que el tiroteo seguía bajo investigación.

"No podemos tomar una determinación sobre este tiroteo hasta que se conozcan todos los hechos y esta investigación haya concluido", dijo el departamento en un comunicado tras la publicación del video.

El alcalde Brandon Johnson reaccionó sobre las imágenes que vio de una parada de tráfico que se tornó mortal al haber un intercambio de disparos entre Dexter Reed y varios oficiales de la policía de Chicago en Humboldt Park. Johnson dijo sentirse personalmente devastado al saber que otro hombre afroamericano muere tras haber tenido una interacción con la policía.

El alcalde de Chicago, Brandon Johnson, calificó las imágenes de "extremadamente dolorosas y traumáticas para muchos de los residentes de nuestra ciudad".

"Como alcalde y como padre que cría una familia, incluidos dos niños negros en el West Side, personalmente estoy devastado al ver a otro joven negro perder la vida durante una interacción con la policía", dijo Johnson durante una conferencia de prensa tras la publicación del video. "Mi corazón se rompe por la familia de Dexter Reed. Están lamentando la pérdida de un hijo, un hermano y un sobrino. Hablé con la familia de Dexter este fin de semana y les ofrecí mis más profundas condolencias. Sé que también hay una comunidad de amigos, compañeros de equipo, entrenadores y vecinos que están lamentando su pérdida."

Y añadió: “También he estado orando por la pronta recuperación del oficial que recibió un disparo durante esta interacción, y a quien visité en el hospital el día del incidente. Afortunadamente, se está recuperando, pero si esa bala lo hubiera alcanzado a unos centímetros en una dirección diferente, estaría aquí hoy hablando sobre la pérdida de otro joven negro," continuó Johnson. "Me pesa mucho que este evento haya tenido lugar a solo unas cuadras de mi propia comunidad. Y no se me escapa que tanto Dexter Reed como este oficial podrían haber sido mis estudiantes."

Johnson señaló que los oficiales involucrados en el tiroteo están en licencia administrativa de 30 días. "Quiero ser claro, dispararle a un oficial de policía nunca puede ser justificado ni excusado. Nunca lo permitiré. Siempre exigiremos el más alto estándar a nuestra policía," dijo Johnson.

Y añadió: "Como agentes de la ley, tienen la máxima responsabilidad hacia las comunidades a las que sirven. Como gobierno, como representantes del pueblo, tenemos la obligación de cumplir con el estado de derecho y seguir los procedimientos, y eso es lo que estamos haciendo aquí. Mientras esta ciudad recuerda la vida de Dexter Reed, insto a todos a mantener la paz y no llevar a nuestra ciudad por un camino de división, sino hacia la curación y el cambio para mejor. Todos lamentamos la pérdida de vidas y el trauma que sigue a la violencia generalizada. Nunca podemos aceptar la violencia como un modo de vida en Chicago. Esto es un llamado al diálogo, la defensa y, en última instancia, a la acción constructiva para prevenir que eventos trágicos como este vuelvan a ocurrir. Y esta administración está profundamente comprometida con la responsabilidad y la transparencia para lograr una verdadera justicia y seguridad."

COPA reveló este martes las imágenes de las cámaras corporales de los oficiales involucrados en un tiroteo mortal que se produjo a raíz de una parada de tráfico en Humboldt Park el 21 de marzo donde murió Dexter Reed Jr., de 26 años. 

Los abogados que representan a la familia de Reed pidieron "una acusación penal contra algunos de estos oficiales."

"Lo que presenciamos en el video que vimos con la familia ayer fue a oficiales tácticos, de civil, en un SUV sin señales, usando sudaderas con capucha y gorras de béisbol, deteniendo a Dexter por no llevar puesto el cinturón de seguridad. Estos oficiales nunca anunciaron que eran policías," dijo el abogado Andrew Stroth durante una conferencia de prensa rodeado de la familia de Reed.

La hermana de Reed cuestionó la respuesta policial a la parada inicial.

"Si se suponía que debía ser detenido por una parada de tráfico, ¿por qué tenían cuatro armas apuntándole? Tenía miedo. Y después de que ya estaba en el suelo, aún lo esposaron en lugar de verificar si estaba respirando. Le dispararon 96 veces y recargaron el cargador tres veces," dijo Porscha Reed.

Algunos líderes religiosos han pedido una investigación independiente sobre el tiroteo.

"El Sr. Reed era querido por su familia, un atleta destacado y trabajó anteriormente como oficial de seguridad certificado en el estadio Credit Union One de la Universidad de Illinois. Su familia merece la verdad sin adulterar," dijo la Red de Líderes de Chicago, que incluye al Rev. Jesse Jackson, al Rev. Ira Acree y varios otros, en un comunicado. "Creemos en el estado de derecho, la policía comunitaria y la responsabilidad policial. En el caso del Sr. Reed, exigimos saber cómo una simple parada de tráfico resulta en la muerte de un civil. El registro en video de ese encuentro plantea más preguntas que respuestas. En pocas palabras, no podemos confiar en la policía ni en su agencia hermana, COPA, para vigilar a la policía. Una investigación independiente es la única manera de ganar confianza en el sistema."

El Rev. Michael Pfleger dijo que las imágenes "son horribles" y "me deja con muchas preguntas."

"Esta investigación debe ser exhaustiva, transparente y honesta," dijo Pfleger en un comunicado. "Si no se siguieron las leyes y procedimientos, las personas deben ser responsables. Todos debemos esperar la investigación completa y mantener nuestra atención en el proceso y la transparencia."

Contáctanos